Descarta EBG tráfico de  influencias o conflicto de interés

-En carácter de empresario, explicó, es completamente transparente la compra-venta, son escrituras públicas registradas desde febrero de 2020 en el Registro Público de la Propiedad

LA MAESTRANZA

Alberto Quintana

La adquisición del bien inmueble conocido como “La Maestranza” (6 mil metros), por el monto de 11 millones de pesos fue entre particulares, por tanto no hay tráfico de influencias o conflicto de interés, explicó el secretario de Turismo del gobierno estatal, Eduardo Baños Gómez.

En su carácter de empresario indicó que es completamente transparente la compra-venta, son escrituras públicas registradas desde febrero de 2020 en el Registro Público de la Propiedad y ajustadas a las leyes civiles de Hidalgo.

“En este momento ejerzo un cargo como servidor público, también soy empresario y la operación comercial de compra-venta referida al inmueble es personal y se ha desarrollado entre particulares, su servidor y la Compañía Real del Monte y Pachuca S.A de C.V.”.
La empresa privada como propietaria del inmueble desde hace más de 30 años, y toda vez que el mismo se encontraba libre de gravámenes ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

Además no presentaba inconveniente alguno para ser objeto de adquisición al precio solicitado por la entonces propietaria, la Compañía Real del Monte, es importante destacar que desafortunadamente el sitio era refugio de drogadictos, alcohólicos y era objeto de vandalismo que estaba dañando al edificio. 

La propiedad la ofrecieron a través de diversos portales de redes sociales, por lo cual se llegó a una negociación luego de dos años: “no existe ninguna irregularidad de forma tendenciosa como se ha manifestado”.
El inmueble no es considerado como monumento histórico, por así constar en la documentación de la autoridad competente por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ya que la construcción data del siglo XX.

“La Maestranza” tiene un valor intrínseco para los pachuqueños, por lo que con su adquisición se pretende conservar y darle mantenimiento al mismo por parte de los nuevos dueños.
El predio adquirido es independiente a cualquier otra situación de los terrenos aledaños, como consta en la documentación pública y legal que se tienen en torno al inmueble, remató.