Insiste IEEH en inclusión por decreto

-El planteamiento obligaría a partidos a postular a determinados perfiles durante las jornadas electorales

PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Rosa Gabriela Porter

Dentro de las reglas de postulación de candidatos rumbo al proceso comicial de diputados locales prevén la inclusión de una acción afirmativa para que partidos políticos e independientes garanticen la participación de personas con discapacidad en los registros de fórmulas, esto suma a otro sector vulnerable de la población a fin de incentivar su representación en el ámbito político.  

Próximamente el Consejo General del Instituto Estatal Electoral (IEEH) determinará los lineamientos que seguirán las cúpulas, alianzas, candidatos comunes y autónomos para cumplir con aspectos de paridad, auto adscripción calificada indígena, jóvenes, y recientemente, personas con alguna discapacidad.

Al respecto, los consejeros, Francisco Martínez Ballesteros y Miriam Saray Pacheco Martínez, expusieron la importancia de retomar la sentencia de Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), quien ordenó al Congreso hidalguense a que lleve a cabo las adecuaciones legales necesarias a fin de incluir acciones afirmativas para este sector de la población, con ello garantizar su postulación a cargos de elección popular, así como su incorporación en el servicio público.

Debido a la pandemia provocada por coronavirus, además de los temas pendientes en el Poder Legislativo y el proceso de renovación de alcaldías, fue imposible reformar el Código Electoral local, tanto en el citado tópico como en lo relacionado a la consulta, así como participación autóctona.

Pese a ello, el IEEH valora esta disposición para contemplarla dentro de los acuerdos internos de cara al proceso de diputaciones locales del 2021, con base en las consideraciones de la brecha poblacional que padece alguna limitación física o mental.

“Parte de lo que considera el IEEH en los trabajos que se llevan al interior es que no sean unas reglas que vayan diferencias por nombre, que sean inclusivas, que precisamente agrupen los temas que estamos tratando, que garanticen la paridad como principio constitucional, que garantice postulación y representación indígena, pero también que se cubra con una sentencia que incluya el tema de discapacidad para lograr que estas personas tengan una representación, porque no solo es postulación, sino garantizar representación”.

La funcionaria abundó que en el análisis toman en cuenta el porcentaje de habitantes con algún padecimiento y a partir de lo que acuerden con partidos políticos, el colegiado electoral y asociaciones, es viable la obligación por parte de actores políticos de inscribir a perfiles con esta condición, así como incluir otros criterios para impulsar a la juventud.

Para el consejero, Francisco Martínez, también es relevante tomar en cuenta otras circunstancias en las que ejercen su voto esta brecha de ciudadanos, por ejemplo, en algunos Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) tales como Yucatán, Baja California Sur y Ciudad de México, estudian el acceso a las casillas y diversas etapas del proceso.

“Se tiene que consultar a las personas con discapacidad, dado que tenemos un 6.2 por ciento (%) de la población que se reconoce con algún tipo de discapacidad en México, es un porcentaje alto y en esa consideración hemos venido realizando estos eventos, por parte de la Comisión de Participación Ciudadana y la Dirección Ejecutiva de Equidad de Género, con efectos encaminados para escuchar a las personas con discapacidad”.

Recientemente, consejeros sostuvieron reuniones con asociaciones e instituciones locales y nacionales de personas con discapacidad, a fin de conocer opiniones y sugerencias, con ello fortalecer los lineamientos para postulación.

Estadísticas

En el 2014, según los resultados de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica, había cerca de 120 millones de mexicanos, de ellos, casi 7.2 millones reportan tener mucha dificultad o no poder hacer alguna de las actividades básicas, alrededor de 15.9 millones personas con limitación.

Por su parte, los individuos con mayor riesgo de experimentar restricciones en su participación o limitaciones en sus actividades representan 13.2% de la población y quienes no viven con discapacidad o limitación constituyen el 80.8% restante.

La estructura por edad de la población con discapacidad muestra una mayor concentración en los adultos mayores, lo cual contrasta con quienes no viven con esta condición; mayores volúmenes se ubican en los de menores de 20 años.

En 15 de las 32 entidades federativas del país, la prevalencia que reside en cada una de ellas es mayor que la observada a nivel nacional. Nayarit y Durango son las que presentan incidencias más altas, con 8.2 y 7.5%; respectivamente; le siguen tres estados con una prevalencia de 7.4%, Colima, Jalisco y Zacatecas.

Los estados con valores encima de la media nacional: Michoacán 6.9%; Baja California Sur con 6.8%, Veracruz registró 6.7; Chihuahua y San Luis Potosí, 6.6%, con 6.5% Oaxaca, Sinaloa y Yucatán; Estado de México, 6.2 y Guerrero, 6.1 por ciento.

En Querétaro, la prevalencia de la discapacidad es igual que la nacional, 6% y menor en los 16 restantes: Chiapas 4.1%, Coahuila 4.5%, Ciudad de México 4.7%, Tamaulipas 5.1%, Aguascalientes y Puebla 5.2%, Quintana Roo 5.3%, Tlaxcala 5.4%; Nuevo León y Sonora, 5.5%; Hidalgo y Morelos, 5.6%.

Finalmente, Guanajuato 5.7%, Baja California con 5.8%; además, Tabasco y Campeche tienen una prevalencia de 5.9 por ciento.

Para 2018, la cifra del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) era de 7.7 millones de mexicanos con alguna discapacidad, 54.2% mujeres, mientras que 49.9%, adultos mayores.