El PRI irá solo

Leonardo Herrera

En la recta final de su administración y a punto de iniciar los años electorales que serán cruciales para Hidalgo, la jefatura política del estado encamina su estrategia para repetir lo ocurrido en el pasado proceso municipal, es decir no habrá candidaturas para exgobernadores tampoco para integrantes de otros grupos y buscará romper las alianzas al menos en Hidalgo para el proceso federal.

Y es que, tras los resultados obtenidos, el llamado primer priista del estado reafirmó su liderazgo y posición al interior del tricolor, demostró que su operación en la que no incluyó a actores aparentemente influyentes del pasado le dio resultado, hizo los compromisos necesarios con sus opositores y evitó la tentación de una intromisión “absoluta” que manchará el escenario y así con sus propios operadores recuperó la primera posición electoral en el estado.

En el análisis post electoral el mandatario asume que hay señalamientos en su contra a nivel federal y local por derrotar el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero se muestra tranquilo sabedor de haber enviado los mensajes necesarios a las mujeres y hombres cercanos al tabasqueño  mucho antes de haber iniciado el proceso, demostrando con ello que evitaría cualquier juego sucio que manchara el escenario que lo tiene como uno de los gobernadores de oposición en el ánimo del mandatario nacional.

Por ello el líder político y de los priistas en Hidalgo no tiene empacho en reiterar que está listo para la alternancia en Hidalgo y ser quien le entregue el gobierno a la oposición y con ello insiste en que la operación que viene para definir candidaturas será solamente decisión unipersonal y de un grupo reducido que lo ha acompañado, sin intromisiones ni sugerencias ni siquiera de la dirigencia nacional tricolor como ocurrió hace unos meses.

La mesa, el análisis y las cartas de Omar Fayad están ya puestas sobre la mesa con mucha claridad y antelación y también el escenario de confrontación que pudiera venir por ahora, con los grupos priistas que acostumbraban a tener cuotas y candidaturas, aunque no suman nada, pero si traicionan.

De mi tintero… que hay una inquietud en el Tribunal Superior de Justicia, pues al menos por ahora se mantiene la influencia y poder de Ariana Duarte Martínez en la secretaría general que desde su posición dicta, ordena e influye en las decisiones de los jueces, el problema es que no es siempre para bien sino todo lo contrario… que el procurador del estado Raúl Arroyo tiene un fuerte problema al menos con la diputada Jajaira Aceves a quien en pleno día de la celebración contra la violencia a la mujeres agredió verbalmente en plena sesión de la Comisión Ciudadana y de Justicia en el Congreso del Estado lo que provocó el reclamo de la legisladora al jurista que es víctima de la soberbia e insensibilidad… que muy mal cayó a los priistas el arribismo de Fernando Moctezuma pues dicen que solo se acuerda que tiene partido cuando le dan algún encargo, pues ocurre lo contrario traiciona como lo hizo en Tula en las pasadas elecciones.

 

Twitter: @herreleo