Cocineras tradicionales,  motor y alma en Santiago de Anaya

-Integrantes de este sector logran que demarcación destaque, a través del arte culinario, logrando con ello ser acreedoras de decenas de reconocimientos   

VALOR

Hugo Cardón


En las últimas décadas, la Muestra Gastronómica ha sido un referente turístico estatal y nacional; sin embargo, se habla muy poco de quienes hachen posible que Santiago de Anaya resalte dentro del mapa: las cocineras, quienes dan vida a este concurso.
La Muestra Gastronómica es ampliamente conocida por todos, pero son las cocineras tradicionales quienes han hecho posible que destaque a través del arte culinario, logrando con ello ser acreedoras de decenas de reconocimientos.   
Sus platillos y sazón han sido heredados de generación en generación durante varias décadas, pero hoy también son compartidos con chefs nacionales e internacionales, quienes reconocen a las cocineras tradicionales la riqueza culinaria local.
Los logros realizado por las cocinera han sido poco conocidas; sin embargo, su labor ha traspasado fronteras poniendo en lo alto a Santiago de Anaya, aunado a ello, han generado fuentes de empleo y una derrama económica importante no sólo para este municipio, sino para todo el Valle del Mezquital.

COCINERAS Y SU PROYECCIÓN. El trabajo desarrollado por las conocieras les ha abierto las puertas en diferentes foros nacionales como internacionales, donde ha tenido la oportunidad de difundir su labor como guisanderas.
El año pasado Martha Gómez Aguilar y Porfiria Rodríguez Cadena, dos cocineras indígenas de Santiago de Anaya representaron al municipio en la VII Reunión Nacional de Información sobre la Cocina Tradicional Mexicana organizado por el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana y celebrada en Zapopán, Jalisco.
Esta plataforma fue aprovechada por las representantes de Santiago de Anaya para promocionar la cultura gastronómica de su municipio,  donde cada año se exponen más de mil platillos en la Muestra Gastronómica, muchos de ellos, considerados como guisados exóticos. 
En este año, este mismo grupo de cocineras, fueron unas de las participantes ganadoras del concurso convocado por el Fondo Iberoamericano de Cocina para el Desarrollo Sostenible, esto a través de su proyecto Cocina otomí en Santiago de Anaya.
En este primer certamen se recibieron 173 proyectos de cocineras, gestores, productores, campesinos e investigadores de diferentes países como son Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Panamá y México.
En México, la cocina de Santiago de Anaya compartió el premio con el proyecto Rescate del traspatio cultural Mephaa en Acatepec, Guerrero; Rescate y difusión de bebidas tradicionales y usos medicinales de la miel melipona proyecto de Cuetzalan, Puebla y Alacena Tlaxcalteca.

CONSERVACIÓN CULINARIA. Conservar y divulgar algunos platillos tradicionales no ha sido tarea fácil, Martha Gómez Aguilar, vecina de la comunidad El Jagüey y representante de las cocineras tradicionales de esta demarcación, ha sido una de las encargadas difundir la concina tradicional de esta región de Valle del Mezquital. 
Para lo anterior, han realizado talleres en diferentes universidades con los alumnos de gastronomía, entre ellas en el Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), la Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital (UTVM), así como otra instituciones ubicadas en el municipio de Francisco I. Madero y en Apan.
Aunado a lo anterior, a través de cursos, talleres y exposiciones, las cocineras tradicionales del municipio de Santiago de Anaya  ha planteado como un método para  preservar la gastronomía de la región así como la cultura que se tiene en todo el Valle del Mezquital.

Pandemia  no doblega  a mujeres

COVID-19. A consecuencia de la pandemia por Covid-19, las cocineras tradicionales de Santiago de Anaya tienen un nuevo desafío: han innovado, adaptándose a las nuevas modalidades.
Durante la pandemia: Martha Gómez Aguilar, Hilaria de la Cruz, Claudia Hernández Ángeles y Porfiria Rodríguez cocineras de este municipio impulsaron algunas alternativas para obtener ingresos.
Por este este motivo, en marzo pasado se desplegó un restaurante emergente de comida para llevar en la ciudad de Pachuca, beneficiando a cocineras tradicionales que pudieron vender sus productos a través de este nuevo método.
Asimismo, estas cuatro cocineras luego de participar y ganar la primera Convocatoria del Fondo Iberoamericano de Cocina para el Desarrollo Sostenible, hoy buscan establecer un punto de venta para llevar al público en general sus productos.

NUEVOS LOGROS. Gracias a este trabajo realizado por las manos de las cocineras de Santiago de Anaya, la diputada Lucero Ambrocio Cruz hace algunos meses presentó una propuesta de Acuerdo Económico ante el Congreso de Hidalgo para que la Muestra Gastronómica sea considera como patrimonio cultural.
El principal objetivo es rescatar las costumbres y tradiciones de esa región, además de resaltar que los platillos que pueden degustarse en la Feria Gastronómica dependen de la flora y la fauna de la región.