Inadmisible que Concejo no detectara las irregularidades

-Acusa empresario que existieron diversos hechos ilícitos en la operación de las finanzas públicas realizadas por el exalcalde de Tula de Allende

CUENTAS CLARAS

Ángel Hernández

Sostuvo Noé Paredes Meza, empresario y líder de la agrupación Unidos por Tula (UXT), que no es creíble que el Concejo Municipal Interino encabezado por Verónica Monroy Elizalde no haya detectado irregularidades administrativas y financieras a la administración del exalcalde Gadoth Tapia Benítez, cuando él y su equipo de trabajo, aunque no están en el gobierno detectaron múltiples irregularidades.

En conferencia de prensa aseguró que las anomalías más graves se detectaron en obra pública, compra de software a empresas fantasmas, así como nepotismo y tráfico de influencias.

Acusó que Gadoth Tapia usó su poder de Ejecutivo para beneficiarse personalmente y sacar provecho para los suyos con usufructos como la asignación de concesiones de transporte público, adjudicaciones de obra sin algún tipo de licitación, además de contratar a familiares para que trabajaran en presidencia.

“Por ejemplo, mantuvo a la esposa de su hermano, Angélica Aguilar Mendoza, trabajando en el área de finanzas durante todo su periodo, además de que por medio de ella se compraron diversas propiedades en la ciudad de Querétaro”.

En cuanto al tema de obra pública mencionó que se encontraron entre 60 y 80 trabajos desarrollados en la administración pasada con irregularidades administrativas o financieras graves, entre ellas, doble contrato y el suministro de materiales cuando ya se había concluido la obra: “en algunos casos que llegaba el material hasta un año después”.

El empresario adelantó que dará cuenta de todas las irregularidades a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a efecto de que se llegue al fondo de las cosas.