Soy una sobreviviente…

– Uso de tecnología y seguimiento domiciliario, aliados para la recuperación de los más de 500 pacientes egresados del Hospital de Respuesta Inmediata en Pachuca

RECUPERACIÓN: COVID

Staff Crónica Hidalgo

Fueron 21 los días que María Luisa permaneció internada, la mayor parte de ellos intubada y sin saber si en algún momento volvería con su familia; después de tres semanas, las puertas del Hospital de Respuesta Inmediata de Pachuca se abrieron y afuera la esperaban sus tres hijos y su esposo.

Indicó la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) que el 11 de noviembre cuando los síntomas fueron evidentes en ella, la primera atención fue en el Hospital del Altiplano y de ahí la familia determinó internarla en el denominado “Hospital Inflable” de Pachuca donde fue diagnosticada como positiva a Covid-19.

A partir de ese momento, un equipo multidisciplinario de médicos y enfermeras le atendieron; sin embargo, la neumonía a causa de la enfermedad complicó la situación y su estado fue descrito como muy grave.

Originaria de Tepeapulco Hidalgo, con 54 años y teniendo en contra enfermedades crónicas como diabetes tipo II e hipertensión, María Luisa alcanza al egresar del hospital resaltó: “Hoy soy una sobreviviente y un milagro”.

Integrantes de su familia, a pesar de también haber contraído la enfermedad no mostraron síntomas graves, por lo que una vez recuperados se mantuvieron día y noche afuera del hospital esperando la mejoría de su paciente. En tanto, el ejército que cada día se mantenía al pendiente de su salud, atestiguaron la favorable evolución, hasta que se informó a la familia de la mejor noticia, su egreso ya estaba programado.

ACTORES. Karla María Osorio Camacho, trabajadora social del Hospital Inflable, resaltó que el protocolo externo para la salida de un paciente es igual de estricto que al interior de la Unidad Médica, con el único fin de garantizar la seguridad de toda la familia. En primer lugar, se capacita a los familiares sobre los cuidados posteriores a la hospitalización, así como prevalencia de medidas preventivas. Posteriormente, un profesional biomédico (a) explica a la familia el uso de un concentrador de oxígeno que la SSH presta al paciente para su uso en domicilio.

El acompañamiento sigue desde el hogar del paciente recuperado, pues de manera diaria y desde su egreso, deberá llenar un cuestionario que será revisado por un médico quien realizará video llamadas para evaluar los niveles generales de salud.

Del mismo modo y gracias a la tecnología implementada por el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, se concibió el uso de la tecnología al interior del Hospital Inflable, como un aliciente para los familiares de todos aquellos pacientes que se mantienen en expectativa de una mejora en su estado de salud, de esta manera el uso de tabletas electrónicas ha facilitado el proceso de internamiento de mil 387 familias.

“Aislados, pero no incomunicados” forma parte del “Operativo Escudo”, y es el nombre de esta estrategia, que busca ser un parteaguas en la manera de usar la tecnología empatada con el trato humanitario hacia los pacientes.

Este fue el caso de María Luisa, quien durante su internamiento y gracias a esta comunicación, logró entablar 11 videollamadas con el exterior, comunicación que, mencionaron sus familiares, le dio la motivación que necesitaba para salir adelante.

A esta innovación, también se sumó el uso del telemonitoreo de signos vitales, herramienta que se ha convertido en un aliado en esta lucha contra Covid-19.

CIFRAS. Al 5 de diciembre, el Hospital de Respuesta Inmediata presentó el egreso favorable de 501 pacientes, de los cuales 327 han sido hombres y 174 mujeres, el de María Luisa, es el único caso hasta ahora, de paciente femenina, que fue extubada y egresó del hospital inflable con vida.