García, la 1ª ombudsperson del IHM; función

INÉDITO

En el marco de la Política de Igualdad Laboral y No Discriminación del Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM), fue designada la Persona Mediadora Ombudsperson, cuya función es prevenir, atender y sancionar las prácticas de discriminación y violencia laboral al interior del centro de trabajo.

Ariadna García Escorza es la primera ombudsperson del IHM. Es abogada por el Centro Hidalguense de Estudios Superiores; diplomada en Derechos Humanos por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo-La Salle, con amplia experiencia en género, prevención y atención a la violencia contra las mujeres y específicamente a la violencia sexual; desde hace 15 años colabora en el Instituto Hidalguense de las Mujeres como asesora jurídica en materia penal y familiar.

Al tomar la protesta protocolaria, la directora general del IHM, María Concepción Hernández Aragón, detalló la importancia de contar con una persona asignada para recibir y procesar las quejas que pudiesen presentarse dentro de las instalaciones, para asesorar y resolver conflictos, actuando como mediadora.

Agregó que con estas acciones se busca fortalecer la inclusión en el Instituto y complementar las medidas de nivelación del proceso de certificación de la norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015. Recordó que el pasado 24 de julio se instaló la Comisión para la Igualdad Laboral y No Discriminación, que hoy ha designado a la ombudsperson, lo cual es un avance sustancial en materia de derechos laborales.

Por su parte, Ariadna Escorza, quien ocupará el cargo honorífico durante dos años, reiteró el compromiso en la salvaguarda de los derechos humanos de las y los trabajadores. Entre sus funciones específicas destacan: Difundir los procedimientos de atención a quejas. Asesorar, atender y tramitar de manera confidencial, formal e imparcial, las quejas relativas a toda forma de maltrato, violencia y segregación de las autoridades del centro de trabajo hacia y entre el personal. Mediar y/o conciliar para resolver conflictos y quejas. (Staff Crónica Hidalgo)