Una educación inclusiva,  con equidad y calidad

SEPH

Staff Crónica Hidalgo

La inclusión y la equidad son fundamentales para el logro de la cohesión social y desarrollo, por lo que durante gestión del gobernador Omar Fayad se han llevado a cabo acciones que favorecen y fortalecen a sectores específicos.

Muestra de ello es que este 2020, la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), a cargo de Atilano Rodríguez Pérez, ha desarrollado actividades y estrategias que fomentan lo anteriormente mencionado, en concordancia con los principios de brindar una educación inclusiva, con equidad y calidad.

A través de la Dirección de Educación Indígena, la dependencia educativa atiende en este ciclo escolar a un universo de 50 mil 065 estudiantes, de los cuales 33 mil 983 corresponden al nivel de Primaria Indígena; 1 mil 858 a Educación Inicial y 14 mil 224 a Preescolar Indígena.

Para tal efecto, la SEPH cuenta con 608 centros escolares de Educación Primaria Indígena, así como 105 escuelas de Educación Inicial y 478 de Preescolar Indígena.

Entre las actividades relevantes que se llevaron a cabo para cumplir con el fin antes mencionado, se han realizado conferencias, talleres, diplomados y cursos, diseño e implementación de estrategias educativas.

Asimismo, el diseño y aplicación de materiales auditivos y visuales dirigidos a docentes y directivos, pero cuyo objetivo final y más importante es el de contribuir, en ambos casos, a mejorar los aprendizajes de las alumnas y alumnos de Educación Indígena de Hidalgo.

Entre los ejes temáticos sobre los cuales versaron las actividades referidas, se pueden mencionar las de carácter socioemocional, Matemáticas Lúdicas, Estrategias Algebraicas en la Escuela, Gestión Directiva Centrada en el aprendizaje, Reflexión sobre la Lengua Indígena para la Lectura, Escritura y Oralidad, entre muchas otras.

Cabe destacar que las actividades mencionadas se alinean con los principios del Programa Nacional de Convivencia Escolar (PNCE), mismos que buscan impulsar una educación que promueva el ejercicio y goce de una igualdad sustantiva entre niñas y niños para lograr una cultura de paz y sana convivencia.

Asimismo, el sector educativo de este nivel asumió el reto de coadyuvar a la concientización del trabajo a distancia a través de la implementación de acciones preventivas de salud, realizando las mismas bajo los protocolos establecidos por la norma sanitaria, lo que significa la continuidad de la dinámica educativa, cuidando en todo momento la salud de la comunidad educativa.