Planes de emergencia para  situaciones extraordinarias

– A través de los planes contra inundación, la dependencia busca contribuir (antes, durante y después) a evitar y/o minimizar pérdidas humanas y daños materiales

CONAGUA

Staff Crónica Hidalgo

Conagua Hidalgo elaboró seis planes de emergencia para atender situaciones extraordinarias en la entidad: cuatro son operativos de inundación, uno de estiaje en distritos de riego y otro de abastecimiento de agua potable por sequía.

La finalidad es contribuir a evitar y/o aminorar riesgos a la población ante fenómenos hidrometeorológicos.

Detalló la Dirección Local de la Comisión Nacional del Agua en Hidalgo que para contribuir a reducir los riesgos a la población, por fenómenos hidrometeorológicos, durante 2020 elaboró seis planes de emergencia para atender situaciones extraordinarias en la entidad.
Puntualizó que de dichos documentos, cuatro corresponden a planes operativos de inundación, uno a plan de estiaje en distritos de riego y uno más concierne a plan de abastecimiento de agua potable por sequía.

A través de los planes contra inundación, la dependencia busca contribuir -antes, durante y después de la emergencia- a evitar y/o minimizar pérdidas humanas y daños materiales de más de 14 mil 850 personas que se ubican en zonas de riesgo en los municipios de Pachuca, Tulancingo, Huejutla y San Felipe Orizatlán.

Por otro lado, el plan de estiaje contempla los distritos de riego 003 Tula, 100 Alfajayucan y 112 Ajacuba, que en total cubren una superficie de 98 mil 281 hectáreas; dicho documento prevé las acciones que se han de encaminar en caso de que los volúmenes de agua para riego provenientes de la Ciudad de México no sean los suficientes para satisfacer la demanda y se requiera optimizar el uso del recurso hídrico, brindando atención inmediata.

Finalmente, el Plan de abastecimiento de agua potable por sequía, contempla la cabecera municipal de Huejutla de Reyes y, con él, se busca brindar atención oportuna a 21 mil 695 habitantes, dotando del vital líquido mediante la utilización de camiones pipa a fin de aminorar los lapsos en que la población pudiera llegar a carecer del recurso.