En bloque de concreto

Andrés Torres Aguirre

El fin de semana, el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), aprobó dos coaliciones partidistas para contender en la renovación del Congreso local; de estos grupos, se nota claramente que la meta es, dejar a Morena sin nada.

Hace un mes, en el cubo del bulevar Colosio, retumbó una versión sobre la participación en solitario del PRI, pero con «las luces» del 2021 se desechó totalmente esa idea porque las mediciones no «alcanzaban». La sentencia claramente es: Recuperar la mayoría en la siguiente Legislatura.

Al tricolor se suma el Partido de la Revolución Democrática (PRD) que aporta muy poco, pero se exhibe como si en ese organismo estuviera la clave del éxito y claro, cobra bajo el mismo criterio. ¿Habrá algún iluso que no sepa eso?

El Partido Acción Nacional se adhiere, más por seguir en su guerra contra Morena que con aporte de votos. El PAN presumió, recientemente, unidad. Falsos como los billetes de dos pesos. Asael Hernández y Cornelio García se repelen en privado, pero en público no les queda otra opción más que decirse amigos.

En el Partido Encuentro Social Hidalgo (PESH), todo es felicidad. Se apartan de morena porque unidos al PRI y a la oficialidad retuvieron Huejutla en las pasadas elecciones municipales.

Buen susto se llevó cuando los tribunales electorales anularon el proceso municipal de Huejutla, en primera instancia, pero los dirigentes locales y nacionales del PESH pidieron perdón por su affaire con el grupo universidad y los perdonaron a cambio de que ayuden a ganar ese distrito local y Federal.

Su dirigente, Sharon Montiel ya «amarró» candidatura a diputada pluri y no tarda el cambio en la cúpula que, dicen, será para Luis Rodríguez Murillo.

Esta alianza tiene, además, el apoyo de las y los presidentes municipales, incluidos muchos de morena y demás opositores, quienes ya fueron» avisados» de lo conveniente que será para ellos ser disciplinados.

Twitter: @bamtorre

                 @vocales_radio