Deceso de menores llegará a  Unidad de Análisis y Contexto

CASO EN LA 11 DE JULIO Procuraduría hará los señalamientos a los que legalmente haya lugar únicamente ante la autoridad judicial, con la finalidad de no revictimizar a una familia que pasa momentos difíciles y que pese a ello ha colaborado de manera importante en la investigación

Staff Crónica Hidalgo

Gracias a la coordinación interinstitucional con autoridades encargadas de la procuración de justicia y seguridad, este 3 de enero se logró la aprehensión de una persona identificada como L. A. C. O., probable responsable del homicidio en contra de tres personas menores de edad.

Según información oficial, fue el mismo procurador general, Raúl Arroyo, quien dio a conocer que el sábado pasado la institución a su cargo tuvo conocimiento de hechos que advertían la comisión de algún delito mediante el que se había privado de la vida a tres personas menores de edad, en la colonia 11 de Julio, en Mineral de la Reforma, de ahí que se inició la carpeta de investigación por homicidio calificado agravado cometido en contra de personas de 8, 7 y 3  años.

Derivado de las indagatorias que obran en la carpeta de investigación, personal del Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad solicitó ante la autoridad judicial la orden de aprehensión del probable identificado con las iniciales L. A. C. O.  

Cuando se obtuvo el mandamiento judicial bajo la causa penal 01/2021, el mismo 2 de enero, con el apoyo de los servicios de inteligencia de la PGJEH, la Policía Investigadora en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo y del C5I ubicó en Sonora al referido sujeto.

Así, en colaboración con la Fiscalía General de Justicia de dicha entidad, el imputado fue aprehendido por los hechos antes descritos -ocurridos el 1 de enero y de los que se tuvo conocimiento el 2 del mismo mes.

Estas acciones fueron posibles con la colaboración de la Fiscalía General de Justicia de Sonora y de su Agencia Ministerial de Investigación Criminal.

Arroyo destacó que la PGHEH obtuvo de la Guardia Nacional y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México las facilidades para que el imputado fuera trasladado vía aérea desde Sonora.

Refirió que una vez que el probable arribó a la entidad, el Ministerio Público solicitó a la autoridad judicial fecha y hora para la audiencia inicial para que se defina su situación legal, misma que fue asignada para este lunes, 4 de enero, a las 13 horas.

A partir de la política implementada en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, son prioridad las investigaciones de aquellos asuntos en los que las víctimas sean personas menores de edad, mujeres y adultos mayores.

Esta dinámica de la institución funciona gracias a que se enfocan todos los recursos humanos, técnicos, científicos y materiales posibles para resolver aquellos delitos que por su naturaleza requieren de la intervención inmediata del Ministerio Público.

PESARES. El triple homicidio es un asunto que lastima a todas las familias hidalguenses por tratarse de menores a quienes fueron violados sus derechos, independientemente de que les fue privada la vida.

La PGJEH ha sido la primera institución en cuidar la difusión de imágenes de los hechos de los que ya se ha dado cuenta, evitamos en todo momento hacer señalamientos que expongan la integridad de las víctimas directas e indirectas, así como del imputado.

Por tanto, Arroyo afirmó que la Procuraduría hará los señalamientos a los que legalmente haya lugar únicamente ante la autoridad judicial, con la finalidad de no revictimizar a una familia que pasa momentos difíciles y que pese a ello ha colaborado de manera importante en la investigación.

RELEVANCIA. Dijo que es importante mencionar que los dictámenes periciales revelan que las personas fallecieron por una causa que no es producto de golpes, como se ha difundido.

“Seguiremos velando por la presunción de inocencia y los Derechos Humanos del imputado, como ha ocurrido en otros casos que tuvieron un impacto social de gran magnitud a nivel estatal y nacional. La Procuraduría se hará cargo de la parte técnico jurídica y hacemos un llamado a la atención tanto de las autoridades como de la sociedad, para que estos hechos no queden en la relevancia del momento sino que lleguen al análisis sobre el por qué se erosiona de esta manera el tejido social”.

Lo anterior incluso cuando no sea facultad de la PGJEH, pero “sí nos interesa identificar y visibilizar lo que socialmente pasa en la actualidad”.

Anunció que este asunto por el impacto y su naturaleza será trasladado a la Unidad de Análisis y Contexto para hacer un estudio a fondo de su posible origen y la manera  en que debe ser atendido por todos los frentes posibles, con la única finalidad de erradicar cualquier tipo de conductas que atenten contra los Derechos Humanos.