Viacrucis para Reyes Magos

– Suspensión de Feria del Juguete, decomiso de mercancía en vía pública y el cierre de negocios

ESCENARIO

Milton Cortés  

Un viacrucis vivieron los “Reyes Magos” este martes en Pachuca para cumplir con el sueño de niñas y niños: entre la suspensión de la «Feria del Juguete», decomiso de mercancía en vía pública y cierre de negocios no esenciales que incluyó a jugueterías.  

El caos se vivió durante todo el día previo a la llegada de estos, debido a los operativos implementados por autoridades municipales y estatales para el combate a la informalidad y la supervisión de espacios comerciales que desde las primeras horas de ayer lucían con nutrida afluencia de personas. 

Los uniformados dispersaron la presencia de vendedores ambulantes que se instalaron en diversos puntos de la ciudad para la venta de juguetes, mismos que se postraron en las calles desde días previos al 5 de enero. 

Pese a la intensa presencia policial, algunos vendedores desafiaron la medida y recorrieron las calles de la ciudad para ofrecer mercancía desde sus vehículos. 

En Plaza Galerías, la más concurrida de la ciudad, fue posible observar largas filas de personas que (según comentaron) aguardaron hasta dos horas para ingresar al espacio comercial que limitó la entrada de compradores ante el cierre de espacios no esenciales para las presentes fechas. 

La postura del personal de la plaza comercial molestó a quienes esperaron por largo tiempo, quienes además señalaron de trato déspota a encargados de seguridad.  

Quienes optaron por acudir a las jugueterías de los supermercados, también se enfrentaron a una larga espera, ya que el cierre de los negocios en las principales plazas volcó a las personas a estos puntos de venta donde no se respetó la sana distancia, justo cuando la ciudad se encuentra en color rojo dentro del semáforo epidemiológico. 

La zona comercial del centro de Pachuca también representó un reto para la población, ya que ante la amenaza que prevalece por la propagación de la covid-19, algunos comerciantes bajaron sus cortinas. 

Al sur de la ciudad se registró intensa movilización vehicular, ya aquellos que no se enteraron de la cancelación de la “Feria del Juguete” congestionaron el tránsito en el perímetro de las instalaciones de la feria durante algunas horas. 

Al cierre de edición, algunas jugueterías y negocios no esenciales continuaban con el cierre de sus establecimientos ante la molestia de sus propietarios y trabajadores. En las calles prevalecía un intenso flujo de personas, también de la zona metropolitana.