ABRAHAM MENDOZA

Resulta que el delegado de los programas del Bienestar no perdió oportunidad para “robar cámara” en el evento de llegada de vacunas, así como en el primer día para la aplicación de éstas. Ni siquiera disimuló para hacerse notar ante los representantes de los medios de comunicación.