Pandemia y crisis económica los empujan al Monte

CUESTA DE ENERO COBRA FACTURA

 Milton Cortés

Como lo prvieron, la «cuesta de enero» comienza a “cobrar factura” y casas de empeño registran el incremento de pignorantes.

De acuerdo con el testimonio de trabajadores de estos espacios, durante la reciente semana hubo un flujo mayor de personas que buscan dejar en prenda algún artículo para obtener dinero.

Revelaron que la situación económica que apremia a decenas de familias, obliga en el presente mes a que las personas recurran a los préstamos prendarios para “sanar” un poco la economía en este núcleo.

Informaron que esperan que las próximas semanas la asistencia de familias tanto de Pachuca como de municipios conurbados incremente la solicitud de préstamos, al menos en las casas de empeño privadas.

Indicaron que los artículos empeñados con mayor frecuencia durante las presentes fechas son: pantallas, teléfonos celulares, tabletas, computadoras portátiles, así como consolas de videojuegos.

Seguido de estos artículos, en menor proporción, el empeño de oro se mantiene como una constante en la mayoría de estos puntos de préstamo.

Como consecuencia de los efectos de la pandemia que sigue castigando a decenas de familias, informaron, mantienen un bajo cobro en el porcentaje de intereses con la intención de que los pignorantes tengan la posibilidad de recuperar las prendas empeñadas.

Por último, alertaron  al consumidor a asistir a las casas de préstamo públicas y pertenecientes al gobierno para no caer en manos de personas que lucran con la necesidad de capital y abusan en el cobro de intereses con la intención de apropiarse de sus bienes.