Crece la 4T

Andrés Torres Aguirre

Según los datos del PRI en Hidalgo, aspirantes de esa fragua política, encabezarán nueve de las 18 fórmulas de mayoría para renovar el Congreso del estado. Las otras diez serán candidaturas en alianza con el Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática y el Partido Encuentro Social denominada «Va por Hidalgo «.

Sin embargo, el fin de semana se llevó a efecto un pre registro de aspirantes a candidatos a diputados locales ante la comisión de procesos internos del tricolor y a la convocatoria respondieron más de 80 militantes.

Un síntoma de democracia partidista es la primera impresión que da, la gran respuesta, en otros años no muy lejanos, no se registraban más que los asignados por la cúpula y quizás uno que otro rebelde, pero en el pecado llevaba la penitencia.

Más de 80 priistas que manifestaron por escrito su deseo de se representantes para la próxima elección local también muestra que el contexto político regional les es favorable.

Todos los firmantes, estoy seguro, analizaron sus posibilidades electorales en la región correspondiente, revisaron sus finanzas o tienen patrocinios, establecieron «amarres» con liderazgos y con todo ese «equipaje» viajaron a Pachuca para sumarse al proceso interno del PRI.

Sobre las alianzas que ya hicieron muchos aspirantes, hay otras, en un o el superior que busca, claramente, mantener el control político del estado y preparar la escena para el próximo año cuando se renovará la gubernatura.

Las corrientes tradicionales del PRI, esas que quedaron al margen hace casi cinco años sufrieron en ese tiempo una desbandada, depuración o purga, como usted guste decirle, pero al final sobrevivieron y nuevamente son útiles. Los acuerdos ya están caminando, pero son temporales, acotados a pocos beneficios y beneficiarios, principalmente sujetos a revisión.

Los pronósticos electorales para el próximo junio es que Morena y sus candidatos continuarán en decadencia, pero no así, la popularidad del presidente López Obrador. A mediados del 2021 quien aún no esté convencido tendrá una prueba contundente que una cosa es la 4T y otra muy distinta Morena a la que se le culpara de malos resultados, falta de trabajo y todos los males atribuibles a un partido político.

La 4T será entonces un aliado del PRI en Hidalgo, porque ya hay una excelente relación al más alto nivel de los gobiernos, porque Hidalgo es un estado insignia en los programas que el presidente promueve, porque hay un entendimiento muy por encima de credos políticos con claras muestras de colaboración en temas como salud, educación, seguridad. Desde lo alto de la 4T hay confianza y fe en el gobierno de Hidalgo; en los próximos meses será evidente la transformación, se verá en las candidaturas, en las alianzas y espero que en los resultados.

Twitter: @bamtorre

                 @vocales_radio