Secuelas y estigma social: covid-19

-Paciente recuperada reveló que tras haber superado una complicada etapa y terminar con severos daños a su salud, hoy enfrenta una lucha social complicada de salir

LA OTRA CARA DE LA PANDEMIA

Milton Cortés

Además de luchar contra las secuelas que hereda covid-19 en la salud, los pacientes recuperados afirman que deben enfrentar el estigma del rechazo social.

En entrevista con La Crónica de Hoy en Hidalgo, Gabriel Mejía reveló que tras haber superado una complicada etapa contra covid-19 y terminar con severos daños a su salud, hoy enfrenta una lucha social de la cual le resulta muy complicado salir.

Reveló que tras las complicaciones por ser portador de este virus y de las secuelas que le ha dejado ser paciente positivo, la vida ha sido totalmente distinta para un arquitecto con 10 años de trabajo en esta área y cuya profesión también se vieron amenazas por sus antecedentes de salud.

«Nadie imagina la ansiedad que provoca el no poder respirar, el tener la temperatura demasiado alta, tos severa, entre otros síntomas; tampoco suponen lo difícil que es el proceso de recuperación que es exageradamente lento y que no siempre tiene los mejores resultados».

Mencionó vía telefónica que las secuelas que padece luego de dos meses de haber vivido lo que afirma es un infierno, son dificultades para respirar, ronquera y severo dolor de articulaciones, las cuales debe afrontar junto con las agresiones psicológicas que padece a raíz de haber salido positivo.

«Causa demasiada impotencia e indignación que la gente difunde imágenes de apoyo a quienes hemos sido pacientes covid en sus redes sociales cuando en la realidad no es así; en mi propio municipio he padecido la indiferencia de mis amistades, de la gente que tuvo conocimiento que porté el virus y créanme que eso lo pasaron muchas de las personas que también salió adelante de esta terrible enfermedad».

Explicó que las manifestaciones de indiferencia van desde el aspecto virtual por medio de las redes sociales, hasta la intolerancia al momento de salir a la calle.

«Qué lamentable es que la gente te diga: salúdame desde lejos porque tuviste el virus; vamos a dar un tiempo de no convivencia para que no nos arriesgues a nosotros, sé responsable, no salgas de tu casa; de antemano conozco los protocolos post covid, pero las afectaciones emocionales que genera la gente también propician un problema psicológico igual de grave».

Apeló a los valores sociales y el amor a la vida de una persona que se recupera del virus para no generar en ellos una afectación emocional por desconocimiento de la propia enfermedad, además convocó a ser sensibles de verdad con quienes han sido portadores del virus y a no generar en cientos de personas un estigma con el que pueden cargar toda la vida.