Servicios de  cremación  reportan saturación

REGIÓN TULA

Ante la alta mortalidad que en la semana anterior tuvo covid-19 en Tula y su región, familiares de los caídos tienen que esperar hasta cuatro o cinco días para que haya disponibilidad en el servicio de cremación en las dos funerarias de la demarcación con servicio de incinerado.

Lo anterior lo manifestaron consanguíneos de personas que han fallecido por coronavirus, quienes aseguran que el servicio casi está colapsado, al grado de que tienen que esperar 96 o 120 horas para poder tener un turno, lo que, dicen, es preocupante por el riesgo sanitario que implica,

Asimismo, informaron que los hospitales en la región Tula que tienen la capacidad para tratar al SARS-CoV-2, ya no tienen lugar, pese a que se desocupan hasta cinco sitios por día debido a que es continua la muerte de personas.

Otro dato alarmante, pormenorizó, es que los difuntos cada día son más jóvenes, son personas de entre 25 y 29 años, lo que quiere decir que la mortalidad empieza a disminuir en cuestión de rango de edad… antes los jóvenes se sentían a salvo, ahora ya no lo están, cada día disminuye el rango. (Ángel Hernández)