GRILLERIAS

USURPACIÓN E INTERESES

Trascendió en un medio nacional que el alcalde y empresario pachuqueño, Sergio Baños Rubio, estaría incurriendo en dos graves situaciones. La primera, dicen los grillitos, en usurpación de funciones al signar documentos bajo el título de ingeniero industrial, sin contar con dicha profesión concluida y certificada ante la Secretaría de Educación Pública del Gobierno Federal, toda vez que, de acuerdo con la publicación, la instancia educativa no cuenta con registro alguno al respecto, hasta el 6 de febrero del presente.

El otro asunto deriva en un conflicto de intereses, pues cita el artículo que, cuando asumió en diciembre pasado, el cargo de presidente municipal de Pachuca, no obstante que firmó un contrario ostentando el grado de ingeniero, el mismo que celebró con el gobierno estatal y una empresa de su propiedad dedicada a la publicidad, Grupo O Port.

Será interesante ver qué respuesta brindará el ayuntamiento, o el titular de este al respecto.

LO QUE CIRCULA

En redes sociales ya comenzó a la guerra de declaraciones, pues resulta ser que resultó exhibida la compañera de fórmula del excandidato panista a la alcaldía de Pachuca, Herlinda Ordaz Hernández. Según la publicación que circula en las redes sociales, señala que supuestamente como presidenta del Consejo de Administración de la Escuela Americana de Pachuca, redujo un 20 por ciento los salarios del personal del plantel educativo, por lo que solicitaron que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo atienda dicha situación.

INTENSIDAD

El aumento en la temperatura resulta contraproducente, pues aunado a la pandemia, las enfermedades gastrointestinales se presentan en estos días en que el calor superó los 30 grados. De ahí que los grillitos resalten la importancia de cuidar al máximo las medidas de higiene para que ninguno de los padecimientos se presente en sectores vulnerables.

BÚSQUEDA

Aumenta el número de personas que deben conseguir medicamentos para pacientes con covid-19, pues cuentan a los grillitos que tanto en nosocomios públicos o privados hay ciertas medicinas de las que carecen, por tanto, los familiares inician así un peregrinar para encontrar los fármacos que, por cierto, no son nada económicos.