Más interrogantes que respuestas

David Tenorio

El virus circulaba por Wuhan antes del brote en el mercado. Es la conclusión del equipo de expertos de la OMS que investiga en China los orígenes del coronavirus, y ha concluido que el SARS-CoV-2 es de origen animal. Y la OMS señala que la hipótesis de que el virus se fugara de un laboratorio es extremadamente improbable.

El equipo de investigación internacional llegó el pasado 14 de enero a Wuhan, considerada como la ciudad epicentro de la pandemia, un año después del inicio de la pandemia. Y los ojos del mundo estuvieron atentos al equipo de expertos, el cual está integrado por miembros de la OMS y otros científicos internacionales procedentes de 10 países entre los que destacan ellos Estados Unidos, Japón, Rusia, Reino Unido, y Alemania.

Un elemento que destacan, es que el coronavirus podría haber estado presente en otros territorios antes que en Wuhan. Y que tampoco está claro que el pangolín fuese la especie puente entre los murciélagos y el ser humano. También creen que la posibilidad de que el coronavirus puede expandirse a través de exportaciones de comida congelada, no es descabellada. China ha mantenido esa teoría desde hace meses. Eso sí, la OMS reconoce que en el mercado de Huanan de Wuhan se vendían animales salvajes conocidos como portadores de coronavirus, aunque no tienen por qué ser el SARS-CoV-2.

El mercado de Huanan podría haber sido un punto de entrada del coronavirus a través de los animales susceptibles de contraerlo. Pero se detectaron focos en otros lugares, por lo que no se puede asegurar que fuese el origen del SARS-CoV-2.

Pero todos los tests realizados por todo el país a miles de animales han dado negativo. En resumen, no hay certeza del momento en que se originó, donde y de cómo se propago. Una enfermedad que ha contagiado a más de 27 millones de personas y cobrado la vida de cientos de miles, sigue dando más interrogantes que respuestas.

Twitter:

@David_Tenorio