Colorean por un Hidalgo y un mundo mejor

Redacción
Dulce Nataly y Karla Adaly son dos niñas de Hidalgo que sueñan con un futuro donde la naturaleza sea protegida por todos.
Su gran imaginación y sus pequeñas manos son los instrumentos más poderosos que encontraron para crear una mayor conciencia ecológica en las comunidades de Atotonilco de Tula.
Estas menores fueron unas de las ganadoras del primer concurso de dibujo “Mi Ecosistema el Valle del Mezquital”, un certamen organizado por CEMEX para promover el cuidado del medio ambiente.
“Yo pinté un zorro, un tlacuache y varias plantas, porque con este dibujo quiero decirles a los demás niños que debemos cuidar el planeta para tener un futuro mejor”, contó Dulce Nataly, alumna de educación básica.
La competencia también permitió a las niñas conocer más sobre la flora y fauna endémicas de su región, así como la importancia cultural y biológica de estas especies en su entorno.
“Dibujé un colibrí porque a mí me gustan mucho sus colores, y a mi abuelito también le gustaban. Debemos cuidar a los animalitos y a las plantas porque son parte muy importante de la naturaleza”, dijo Karla Adaly al recibir su regalo por haber participado en el certamen.
Las menores recibieron como obsequio, tras su triunfo en el concurso, colores, crayolas y plumones para continuar desarrollando su imaginación y creando más obras de arte para recordar el cuidado del medio ambiente.
En el certamen, participaron alumnos de la primaria Justo Sierra de la comunidad de Vito, divididos en dos categorías: en la primera, alumnos de primero, segundo y tercer grado; mientras que en la segunda, alumnos de cuarto, quinto y sexto grado.
En total, se recibieron 14 dibujos y de acuerdo con la puntuación otorgada por un grupo de especialistas, se reconocieron los mejores trabajos. A los finalistas se les pidió elaborar una breve presentación oral donde expusieran las características biológicas de la especie dibujada, así como la razón de su selección.
En la final, realizada vía zoom, cada participante tuvo la oportunidad de demostrar los conocimientos adquiridos sobre su entorno, al tiempo de compartir dicha información entre sus compañeros.
Con este tipo de acciones, CEMEX, a través de su Programa de Restauración Ambiental Comunitaria (PRAC), busca fortalecer la capacitación de niños y jóvenes como promotores ambientales para diagnosticar la situación de su comunidad y diseñar e implementar soluciones para el bienestar ecológico.