Faltó prudencia en San Valentín

– Población salió durante sábado y domingo en busca de obsequios de ocasión además de servicios de comida rápida, restaurantes, bares y diversión en general

SEMÁFORO CASI EN ROJO

Milton Cortés

A unas horas de que Hidalgo retornara al color naranja en el semáforo epidemiológico, decenas de personas se movilizaron el reciente fin de semana en busca de los ansiados regalos para la celebración del 14 de febrero, Día de San Valentín, actitud que fue calificada por muchos como “carente de prudencia y con un mínimo sentido de la responsabilidad durante la contingencia por covid-19”.

Y es que la población salió durante sábado y domingo en busca de obsequios de ocasión además de servicios de comida rápida, restaurantes, bares y diversión en general.

Comerciantes establecidos de Pachuca señalaron que la reapertura de los negocios en los que se cuidó hasta el mínimo detalle en el aspecto preventivo, se dio a tiempo para la fecha con mayor interés mercadológico, aunque las ventas no marcaran un repunte histórico en momentos de pandemia, aunque sí aceptable.

Reiteraron el compromiso de los comerciantes para dar continuidad a la solicitud de velar por la salud de la población e indicaron que el comercio establecido de Pachuca está vivo y con la intención de abonar por el cuidado de todos.

En las principales calles comerciales del centro de Pachuca, así como en parques y jardines, la movilidad incrementó, sobre todo, ayer domingo, en comparación con otros días, donde los enamorados y sociedad en general se dejó ver con mínimo temor a posibles contagios.

En las principales plazas comerciales ubicadas en la ciudad también incrementó la afluencia de personas y en algunos casos conformaron largas filas para ingresar a algunos establecimientos de ropa, artículos de belleza, de comida, entre otros.

En tanto, las salas de cine tan solicitadas en fechas como la de ayer tuvieron una menor cantidad de asistentes.

De igual forma y a pesar de las advertencias de las autoridades para evitar la presencia del comercio informal en diversos puntos de la ciudad, los comerciantes ambulantes idearon la forma de hacerse presentes y ofrecer cualquier cantidad de motivos de ocasión como chocolates, dulces, paletas y globos.

Así transcurrió el primer Día de San Valentín atípico a causa de la pandemia en el que en aspectos comerciales los mayores beneficiados resultaron los vendedores de flores tanto establecidos como informales.

En el marco de esta fecha, feministas recordaron a las mujeres víctimas de feminicidio y agresiones, por parte de sus parejas.