Por una publicidad de  hace tres años, ahora castigan a edil de Tula

TEPJF

Rosa Gabriela Porter

Al dejar propaganda electoral en lugares públicos más tiempo del establecido en la ley, la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) multó al hoy presidente municipal de Tula de Allende, Manuel Hernández Badillo y amonestó públicamente al excandidato, José Guadarrama Márquez.

La Unidad Técnica de Fiscalización (UTF) del Instituto Nacional Electoral (INE) promovió el asunto contra los citados personajes, entonces precandidatos al Senado de la República por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el proceso electoral 2017-2018, es decir hace tres años, igualmente, señalaron como responsables al “sol azteca”, Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC).

En el procedimiento especial sancionador del órgano local 5 que analizaron los magistrados federales, el órgano fiscalizador identificó siete lugares con propaganda de precampaña que no retiraron a tiempo; en cuatro domicilios la publicidad electoral permaneció visible más allá del plazo legal.

Una de José Guadarrama Márquez que estuvo 14 días y tres de Manuel Hernández Badillo, constatada entre un día y dos años siete meses, aproximadamente.

A partir de las particularidades, el pleno amonestó públicamente al exsenador, mientras que al edil del municipio ubicado en la región sur del estado imputaron un castigo económico por 100 Unidades de Medida y Actualización (UMA), equivalentes a 8 mil 60 pesos.

Relativo a los agravios hacia PRD, PAN o a la cúpula “naranja”, los jueces consideraron que no existen elementos suficientes o idóneos para acreditar una posible responsabilidad, pues al tratarse de propaganda de precampaña, en principio, son las precandidaturas quienes deben crear, fijar, pintar y retirar sus anuncios proselitistas.

Luego de competir al Senado de la República en la contienda concurrente de hace tres años, Hernández Badillo nuevamente lo postuló el Partido de la Revolución Democrática para la presidencia municipal de Tula de Allende, misma que ganó en las urnas el pasado 18 de octubre del 2020.