Seguridad para la prosperidad

David Tenorio

Una de las necesidades más sentidas de la población, junto con la salud, la educación y trabajo, es la seguridad.  Los ciudadanos demandan un entorno libre de delincuencia.

No existe problema más grande ni más desgastante de la legitimidad de un gobierno que la inseguridad. Por el contrario, cuando prevalece la seguridad y las condiciones necesarias para ser competitivos, las inversiones de capitales llegan. Las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) son la base de la economía de un país. En México, el fomento a este tipo de negocios es una prioridad tanto para el gobierno federal como para los estatales, ya que mejoran los índices de empleo, reactivan la economía y aumentan la recaudación fiscal.

En México la columna vertebral de nuestra economía se encuentra en las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas. De acuerdo con datos de la revista Forbes, existen cerca de 4.3 millones de MIPyMES, las cuales contribuyen con alrededor del 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y generan el 72% del empleo formal.

En el entorno actual, la seguridad es cada vez más importante.  Nuestro estado es clara muestra de ello, las inversiones rondan los 64 mil millones de pesos, con miles de fuentes de empleos generadas, se está industrializando el estado. Para este año el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, anuncio nuevas inversiones extranjeras que se inyectarán en el estado por 10 mil millones de pesos. Factores como los servicios de salud, educativos, de vivienda y la seguridad de una entidad son factores determinantes para que los proyectos de negocios puedan salir adelante.

Hidalgo es uno de las entidades más pacíficas del país tras la estrategia implementada, denominada “Hidalgo Seguro”.  El estado ocupa el quinto lugar a nivel nacional en materia de paz social a pesar de que la entidad está rodeada de estados con grandes problemas en la incidencia delictiva.

En resumen, seguridad para la prosperidad.

Twitter:

@David_Tenorio