Cambiar el paradigma de género

 Aún existe una renuencia o falta de confianza por parte de la sociedad para otorgar su voto a perfiles femeninos: Miriam Saray Pacheco

IMPORTANCIA

Rosa Gabriela Porter

Lamentable que la participación equitativa de mujeres en comicios sea una imposición para partidos políticos, por ello la consejera del Instituto Estatal Electoral (IEEH), Miriam Saray Pacheco Martínez, insistió en la importancia de cambiar el paradigma de los roles tanto de hombres como de las féminas, con ello poco a poco apropiarse del espacio público mediante la formación de liderazgos en este sector.

Aunque de diversas reformas electorales es posible visibilizar a más mujeres en cargos públicos, principalmente por la obligatoriedad hacia los actores políticos para cumplir con paridad de género vertical, horizontal y sustantiva, todavía existe una renuencia o falta de confianza por parte de la sociedad para otorgar su voto a perfiles femeninos.

Por ejemplo, tras la contienda de renovación de 84 presidencias municipales en Hidalgo ahora gobiernan 14 alcaldesas, pero en comparación con la pasada elección del mismo tipo en 2016, la cifra disminuyó pues antes hubo 17 titulares hembras en cabildos.

Lo que empezaron como acciones afirmativas para acelerar la igualdad, tales como las cuotas de género, ahora es una obligación legal de las cúpulas procurar un porcentaje igualitario de candidaturas tanto para hombres como mujeres, incluso recientemente con jurisprudencias de tribunales que conceden mayores espacios a ellas con intención de garantizar el acceso a cargos populares.

“Creo que en ese sentido no hemos podido avanzar, seguimos viendo las acciones afirmativas como una imposición, más que como una medida necesaria, es el primer cambio que tenemos que hacer, cambiar el paradigma, las acciones afirmativas no son imposiciones, al contrario, son formas de garantía de acceso, inclusión”.

Otro dato relevante es que en las dirigencias estatales de partidos tampoco hay una presencia importante de mujeres, de las 14 fuerzas políticas con registro, solo cuatro de ellas son féminas y en el caso específico de Morena, hace días revocaron el nombramiento a Sandra Alicia Ordóñez Pérez por irregularidades en el mismo.

“Debemos las mujeres apropiarnos del espacio público, es decir, si somos la mitad de la población es justo que representemos o estemos en por lo menos la mitad de los lugares en los que se toman decisiones, parte de eso es el argumento de la reforma de paridad, debemos apropiarnos del espacio a partir de las propias experiencias y conciencia en lo personal, llevarlo a lo público, debemos ser enfáticos”.

La consejera reconoció que pese a las opciones que brinda la política, existen obstáculos para potenciar la participación de las mujeres, principalmente la violencia de género o los usos y costumbres en el caso de comunidades indígenas.

“Están esos roles patriarcales, con esos roles impuestos que no se generaron hace uno o dos años, sino que trascienden de generación a generación, entonces hay que cambiar la forma en como asignamos esos roles, como hacemos política como mujeres y como hombres, eso trasladarlo al espacio privado, es decir generar igualdad de oportunidades y obligaciones para ambos géneros”.