Exigen destitución de director de Seguridad

– Consideran habitantes que su trabajo es deficiente

– Tras retención de tres presuntos secuestradores

 CHILCUAUTLA

Hugo Cardón


Luego de la retención de tres presuntos secuestradores, pobladores de Santa Ana Batha, perteneciente a Chilcuautla, exigen la destitución del director de Seguridad Pública Municipal, Alejandro Candelaria Godínez, al considerar su trabajo como ineficiente.
El pasado viernes, por la mañana, fueron retenidos en Santa Ana Batha tres sujetos a quienes acusaban de presuntamente intentar privar de la libertad a una joven de esta misma localidad, por lo que deseaban hacer justicia por propia mano.
Los retenidos fueron rescatados, por elementos de la Policía Municipal de Chilcuautla; no obstante, en represalia los pobladores retuvieron al director y subdirector de la Policía Municipal a fin de exigir les fueran entregados los señalados para hacer justicia por propia mano; sin embargo, su exigencia no fue aceptada.
Derivador de estas acciones, los pobladores de la comunidad de Santa Ana Batha  ahora solicitan la renuncia del director de Seguridad Pública de Chilcuautla, argumentando que ya no ha brinda la seguridad que requieren las comunidades de este municipio.
Aseveraron que los índices de inseguridad hacia su comunidad han incrementado de manera exponencial, por lo que exigen al presidente Valente Martínez Mayor tome cartas en el asunto y cese del cargo al responsable de la seguridad en el municipio.

Con pancartas y lonas, los inconformes señalaron que es necesario que se realice un ajuste en el tema de seguridad, ya que no es la primera vez que se presentan este tipo de situaciones en donde incluso se pone en riesgo la vida de los pobladores.
La manifestación en contra del mando policial, no se realizó en la cabecera municipal, sino el Ministerio Público donde se ha estado acompañado a la presunta víctima a desahogar sus declaraciones.