Más y mejor preparados  contra fenómenos naturales 

– Trabajan Conagua y Gobierno de Hidalgo en planes de emergencia por inundación

ELEMENTOS FUNDAMENTALES

Staff Crónica Hidalgo

Para que los municipios de Hidalgo cuenten con más herramientas técnicas que permitan fortalecer las acciones de protección a la población ante los fenómenos hidrometeorológicos, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) entregó al Gobierno de Hidalgo planes de emergencia por inundación.

Indicó la oficialía que durante el evento, al que acudieron el secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar; en representación del gobernador, Omar Fayad; el director general de la Subsecretaría de Protección Civil y Gestión de Riesgos, Enrique Padilla Hernández; así como alcaldes y titulares de las instancias municipales de Protección Civil de la entidad, se destacó que los Planes Operativos para la Preparación y Atención de Emergencias representan una acción preventiva esencial para proteger la vida y el patrimonio de los hidalguenses que viven cerca de los ríos Huejutla, Tula, Tulancingo, Coacuilco y Río de las Avenidas.

Enfatizaron que con estos planes se establecen medidas de alertamiento ante riesgos de inundaciones, para proteger a la población de sus posibles afectaciones, pues permitirán conocer las características de la zona, los riesgos, las actividades de planeación, la capacidad de respuesta y procedimientos por fases, antes, durante y después del evento, las recomendaciones a la población y los centros de apoyo.

Aarón Mastache Mondragón, subdirector general de Infraestructura Hidroagrícola de Conagua, resaltó que, en cada entidad del país, la dependencia brinda atención antes, durante y después de las contingencias hidrometeorológicas, en lo cual participan las brigadas de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias (PIAE), quienes cuentan con equipos especializados para actuar ante contingencias de origen hídrico, como inundaciones y sequías.

Subrayó que en Hidalgo los riesgos mayores son las inundaciones por desbordamiento de ríos y los deslaves, ante lo cual, estos planes permiten a las autoridades y sociedad estar mejor preparados, ya que contienen elementos fundamentales para actuar conforme a los riesgos y características específicas de cada zona, facilitando la actuación en favor de la población y la reducción de posibles daños.

Simón Vargas Aguilar indicó que la administración estatal ha privilegiado la política de la previsión y preparación enfocada en la reducción del riesgo de desastres y señaló que se ha trabajado en sinergia con las y los presidentes municipales para que instalen sus consejos de protección civil y elaboren sus programas especiales de acuerdo a la identificación de zonas de peligro.

Afirmó que, hasta el momento, se han establecido 15 de 84 consejos municipales, y en vinculación con la Coordinación Nacional de Protección Civil, al mismo tiempo se ha capacitado a las y los titulares que acaban de entrar en funciones en algunos temas prioritarios como son: la protección civil y la Gestión Integral del Riesgo de Desastre, y la Elaboración de Planes y Programas de Protección Civil de acuerdo al riesgo y refugios temporales para personas y animales en situaciones de emergencia.

 “Con estos planes de emergencia por inundación, los municipios tendrán la referencia técnica para fortalecer su programa especial por temporada de lluvias, y evaluar las zonas con mayor vulnerabilidad, para que tomen medidas en la preparación ante un sistema atmosférico que pudiera tener efectos asociados a su desarrollo, ya que si bien los fenómenos naturales no pueden evitarse sí podemos crear condiciones para evitar que su presencia genere grandes afectaciones y cause daños patrimoniales y sobre todo humanos”, indicó.

Finalmente exhortó a que día con día se continúe trabajando en pro de un sistema de Protección Civil moderno, ágil y eficiente que cuente con protocolos de actuación antes, durante y después de la situación de emergencia y que permita garantizar una adecuada coordinación entre los tres órdenes de Gobierno, ya que en este tema la clave está en una palabra: “prevención”.