ALAN RIVERA

Nuevamente al alcalde de Zimapán le llueven los comentarios negativos porque el tema de la fuga de su hermano está con todo, y por el asunto de los amparos promovidos queda claro que el Ejecutivo municipal seguirá en el «ojo del huracán».