Nos duele a todos

David Tenorio

Un vídeo que circulo en las redes sociales hace unos días nos muestra sin maquillaje el drama migratorio que se vive en la frontera de México con Estados Unidos. Donde un agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza encontró a un menor de diez años perdido en Texas, asustado hasta las lágrimas caminaba buscando quien le ayudara.

El niño caminaba solo en un día lluvioso en el este de Rio Grande City, una ciudad a 60 kilómetros de McAllen, sobre la frontera entre los Estados de Texas y Tamaulipas (México). La escena se publicó en Facebook por un testigo del hecho. El vídeo se compartió unas 17.000 veces por los internautas en un momento en el que nuevamente la política de inmigración se encuentra en la agenda nacional. En el último mes han llegado a la frontera sur de EU, aproximadamente 171,000 personas. De esa cifra cerca del 11% son menores que han hecho el viaje sin acompañante.

Existen diversas razones por las que los niños migrantes viajan solos a Estados Unidos. La gran mayoría de estos menores, a quienes el Gobierno de EE.UU. los denomina como “menores no acompañados”, solicitan asilo y alegan que huyen de sus países para huir de la violencia del narcotráfico y de las pandillas. Mayormente las causas son las terribles circunstancias económicas de sus países de origen, las que contribuyen a sus decisiones de marcharse.

Algunos menores inicialmente hacen el viaje acompañados por sus padres. Pero las familias, una vez que llegan al norte de México y comprenden las realidades de la frontera, toman decisiones diferentes. Sobre todo, cuando se dieron cuenta de que el Gobierno de Estados Unidos devolvía a las familias de regreso a México, pero no a menores que viajaban solos.

Y esas desgarradoras decisiones se están tomando de nuevo.

Es una situación que nos duele a todos, sobre todo porque los migrantes toman esa decisión de manera obligada debido a la falta de oportunidades, y ante la esperanza de un mejor nivel de vida en el vecino país del norte. Lo que detectan en exceso en EU, se carece en el sur en el corto y mediano plazo.