Armonizan reformas constitucionales

Profundiza el senador Julio Menchaca sobre aprobación

En reunión de Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, Segunda, con una mayoría de 19 votos a favor, se aprobó el dictamen correspondiente a la iniciativa presentada por el Titular del Ejecutivo Federal, con proyecto de decreto mediante el cual se expide la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y la Ley de Carrera Judicial del Poder Judicial de la Federación, así como reformas, adiciones y derogaciones de diversas disposiciones de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, de la Ley Federal de Defensoría Pública; de la Ley de Amparo, de la Ley Reglamentaria de las Fracciones I y II del Artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y del Código Federal de Procedimientos Civiles; cuya finalidad es armonizar las reformas constitucionales publicadas el 11 de marzo de 2021, referentes al Poder Judicial de la Federación.

El senador Julio Menchaca, presidente de la Comisión de Justicia, explicó que este dictamen tiene como finalidad, entre otros aspectos: la instauración de una carrera judicial como pilar transversal del funcionamiento de la actividad jurisdiccional, lo que implica establecer limitaciones a la discrecionalidad de los nombramientos para garantizar que se otorguen a aquellas personas que hayan obtenido un resultado favorable en los concursos de oposición.

Durante el debate, las y los integrantes de las Comisiones destacaron el reforzamiento de las facultades institucionales para el combate a la corrupción, al nepotismo y al acoso; planteando un régimen sancionador para aquellas personas servidoras públicas del Poder Judicial que incurran en faltas administrativas graves y no graves.

La legislación aprobada prevé el fortalecimiento del Instituto Federal de Defensoría Pública, consolidando su sistema de carrera y ampliando sus servicios respecto a asesoría jurídica en materia de amparo u otras materias que determine el Consejo de la Judicatura Federal, las cuales se integran a los actuales de defensa penal y laboral.

Destacó la urgencia de fortalecer el rol de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación como tribunal constitucional, lo que implicó definir en este dictamen que nuestro máximo tribunal ya no conocerá de conflictos entre órganos jurisdiccionales por razón de competencia y se centrará en resolver de amparos directos en revisión, únicamente cuando a su juicio el asunto revista un interés excepcional en materia constitucional o de derechos humanos. (Staff Crónica Hidalgo)