Pido parejo en asistencia social

– Los pueblos y comunidades indígenas de México, constituyen un conjunto social pluriétnico y multicultural, destaca Adela Pérez Espinoza

COSMOVISIONES

Staff Crónica Hidalgo

María Luisa Pérez Perusquía, Mayka Ortega Eguiluz y Adela Pérez Espinoza; así como Julio Manuel Valera Piedras y José Luis Espinosa Silva, integrantes del Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional (GLPRI) en el Congreso del estado, presentaron ante el Pleno de las 64 legislatura una iniciativa que reforma la Ley de Asistencia Social para el Estado de Hidalgo.

“El desarrollo social inclusivo abarca un amplio abanico de temas, entre otros, la eliminación de la pobreza, la reducción de las desigualdades, la creación de empleo, la promoción de las cooperativas, la familia, el rol de la sociedad civil, la tercera edad y el envejecimiento de la sociedad, la juventud, la discapacidad y los pueblos indígenas”, explicó en tribuna la diputada Adela Pérez Espinoza.

Añadió que “los pueblos y comunidades indígenas de México, constituyen un conjunto social pluriétnico y multicultural, son portadores de identidades, culturas y cosmovisiones que han desarrollado históricamente, de acuerdo con el Programa Especial de los Pueblos Indígenas 2014-2018, se estima una población de 15.7 millones de indígenas y existen 68 pueblos indígenas en consonancia con las 68 lenguas de las que son hablantes”.

“De las más de 192 mil localidades del país, en 34 mil 263, 40% y más de sus habitantes constituyen población indígena, ahora bien, la Encuesta Intercensal 2015, añadió una pregunta para identificar a las personas que se auto adscriben como indígenas, a partir de ella, se consideran 25 millones 694 mil 928 personas indígenas”, informó la diputada del GLRPI.

Pérez Espinoza precisó que “las y los indígenas del estado de Hidalgo requieren de la atención por parte de los programas de asistencia social existentes, por ello y para ello es necesario que estos tengan conocimiento de los mismos para que puedan acceder a sus beneficios, es importante que éstos se adecuen a las necesidades específicas de lengua…”.

“Otro grupo social que requiere especial atención es el que se conforma con las mujeres en situación de violencia que no cuentan con redes de apoyo, es decir, que no cuentan con un empleo, con un hogar, con familia o conocidos que estén en posibilidades de brindar algún apoyo y que se encuentran imposibilitadas para hacerse llegar de cualquiera de los servicios de los que dispone el Estado”, señaló Pérez Espinoza.

“Este grupo debe ser sujeto de la asistencia social, pues al carecer de redes de apoyo lo único con lo que se cuenta es con el apoyo del Estado, evidentemente al considerar a las mujeres en situación de violencia como sujeto de la asistencia social también se deberá contemplar a sus hijas e hijos, proveyéndolos de igual manera de los beneficios a los que se deben hacer acreedores por parte de los programas de asistencia social”, destacó.

Finalmente, Adela Pérez Espínoza resaltó que “las acciones de asistencia social que realicen los municipios en el ámbito de su competencia serán congruentes con las agendas internacionales para el desarrollo y con la planeación estatal, los municipios que cuenten con población indígena adecuarán las acciones de asistencia social a efecto de que éstas lleguen a la población indígena en condiciones de igualdad respecto del resto de la ciudadanía”, concluyó.