El estereotipo de madre

Amira Corrales

La celebración del día de las madres, se realiza en varios países, sin embargo en México se conmemora el 10 de mayo, lo cual, según el blog Parques Alegres, se debe a que en 1916 se pagaba el salario laboral cada 10 días, además de que heredamos esta festividad de parte de EEUU, también se considera que Rafael Alducin del periódico Excélsior, José Vasconcelos, el Episcopado y Cruz Roja apoyaron la iniciativa para crear un día para ellas, aunque también existe la versión que dentro de la promoción a la planificación familiar que impulsaban un grupo de mujeres, así como al surgimiento del movimiento feminista en Yucatán, la reacción conservadora fue crear un día especial para las madres. Pero, ¿por qué un día de las madres pudiera ser una embestida al incipiente feminismo mexicano de aquél entonces? Analicemos: el modelo de la madre en sociedades conservadoras y religiosas tiende a promover consideradas virtudes de abnegación, entrega, sacrificio, sumisión, sufrimiento y muchos otras, que, para la ideología de las libertades de las mujeres, no son otra cosa más que herramientas de conservación de los privilegios del sexo opresor. ¿Quiere decir esto que para el Feminismo no es importante el día de las madres? El día y las mujeres madres sí lo son, lo que no es el estereotipo de madre que se pretende conservar. Desde esta teoría crítica, los modelos dominantes que parten de la restricción de las libertades de los otros, son vistos como formas de enajenación que responden a ciertos intereses, por lo que es importante su transformación en aras del respeto a los derechos humanos, por tanto, el modelo mexicano de la madre sufrida, víctima del padre y de los hijos, que vive y respira para ellos como “cuerpo para otros” y no para sí mismo, despojado de toda individualidad no es el deseable en aras del bienestar de las mujeres. Si quieres a tu madre, deseas que sea feliz. Para ser feliz, requiere libertades y desapegos, ser ella misma. Esto no significa que no sea buena madre o que no ame a sus hijos e hijas.

 

[email protected]