Menos denuncias en el actual proceso electoral

EN COMPARACIÓN

Disminuyeron los medios de impugnación promovidos ante el Instituto Estatal Electoral (IEEH) relacionados a los comicios de diputados locales y extraordinarios municipales en Acaxochitlán e Ixmiquilpan, en comparación con la contienda del 2020 en donde hubo más de 300 asuntos, confirmó el secretario ejecutivo, Uriel Lugo Huerta.

Actualmente, son 19 procedimientos especiales sancionadores (PES) y 17 ordinarios sancionadores (POS) que analizan, investigación o sustancian en el instituto hacia el Tribunal Electoral del Estado (TEEH), dentro del total, son cinco relacionados a presunta violencia política por razón de género.

“Comparado con el proceso anterior, donde recibimos más de 300 medios de impugnación, realmente representa una menor carga, pero aunado a las actividades han figurado otros que se remitieron al tribunal, otros siguen en sustanciación, estos la mayoría tienen que ver con actos de campaña y propaganda”.

En entrevista, el secretario reconoció que rumbo al final del periodo proselitista es posible que incremente el número de quejas, principalmente ante cierres de campañas y los eventuales juicios de inconformidad contra los resultados del 6 de junio.

“Nosotros estamos analizando las actividades que giran en torno, diario nos llegan asuntos, por eso aseguro que van a aumentar de cara a cierres de campañas y luego vienen impugnaciones de juicios de inconformidad, son varios los temas que se desahogan”.

Cabe recordar que, el POS son aquellas conductas como el uso indebido de recursos públicos o del padrón electoral; condicionamiento de programas sociales; indebida afiliación a un partido político; entre otras, y siempre que no traten de actos reservadas para ser investigadas por procedimientos especiales sancionadores, o bien, incidan directamente en los comicios o su resultado.

Respecto al PES, denuncias por violación al uso de los tiempos de radio y televisión asignados a los partidos políticos; normas sobre propaganda gubernamental, cuando contenga nombres, imágenes, voces o símbolos que promuevan un servidor público; actos de precampaña o campaña que puedan considerarse anticipados.

Igualmente, propaganda que acusa falsamente a un candidato o partido sobre la realización de algún delito y que pueda influir en el resultado de la elección; en general, contra cualquier acción que afecte o incida en las elecciones.