Promoción morenista en  la vacunación anticovid

Rosa Gabriela Porter

Preocupa al Revolucionario Institucional (PRI) el uso político de la vacuna contra covid-19, pues el Gobierno Federal modificó el plan de inoculación y prevalece la presencia de los llamados Servidores de la Nación que en algunos casos detectaron con mensajes de promoción del voto hacia Morena, de acuerdo con el representante «tricolor», Federico Hernández Barros, el equipo jurídico de la coalición integra las denuncias correspondientes.

Desde el año pasado, reconoció, fue evidente el uso de programas sociales por parte del Gobierno Federal con la intención de beneficiar a la cúpula “obradorista”, mediante los denominados servidores de la nación, trabajadores adjuntos a la Coordinación Nacional de Programas para el Desarrollo, dependiente de la Presidencia de la República.

“Estamos analizando el comportamiento de las diferentes estructuras, particularmente del Gobierno Federal, pero es obvio que su participación se estará incrementando, a partir que se anunció la derrama de recursos en distintos programas sociales y que coincidentemente se hace previo a que iniciaran las campañas, observamos una dinámica de activismo bastante importante por parte de las estructuras federales”.

Tanto PRI como otras agrupaciones políticas, como el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) alertaron de la presunta intervención de la oficialía federal en los comicios concurrentes del próximo 6 de junio, incluso el mandatario, Andrés Manuel López Obrador, reconoció abiertamente en una conferencia matutina que “sí mete las manos en las elecciones”, bajo la justificación de prevenir un presunto fraude electoral.

“En su gran mayoría todos estos mal definidos como servidores de la nación no son otra cosa que las estructuras políticas con las que contaba Morena y sus aliados antes de las elecciones federales, paulatinamente esos activistas políticos los han venido incorporando en las diferentes dependencias del Gobierno Federal, el problema no es que se incorpore gente que simpatiza con ellos, eso sucede en todas partes del mundo y sucede siempre, la cuestión es que son perfiles activistas políticos”.

Hace meses, la Federación consolidó la vacunación de personas mayores de 60 años, incluyó a personal médico de hospitales privados y públicos, además de iniciar con el sector magisterial y mexicanos de la brecha de edad entre 50 a 59 anualidades; en tal actividad son repetidas las denuncias de posible uso electoral de la misma.

“En el caso particular de las vacunas, nuestra preocupación es la doble actividad que desarrollan, en principio, antes de que determinaran las fechas y la mecánica de la vacunación se dio este supuesto registro que a final de cuentas que ni siquiera fue útil, desde ahí vemos una doble intención de obtener información más allá de la necesaria para cumplir con estos programas”.