Saquen las manos de la elección, el llamado 

COPARMEX

Alberto Quintana

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Hidalgo hizo un llamado a la unidad, que los tres niveles del gobierno respeten y acaten la ley, y saquen las manos de la elección del 6 de junio, afirmó el presidente del organismo Alberto Paredes.

La intromisión directa o indirecta de los gobernantes y el uso de recursos públicos en una elección viola el principio de imparcialidad que se establece en el artículo 134 de la Constitución, no debe haber cabida a la tentación de influir indebidamente en los electores.

Los Gobiernos Federal, Estatal y Municipal deberán respetar los resultados, y dejar que los actores políticos o candidatos que tengan cualquier tipo de impugnación, la dirijan por las vías legales pertinentes.

Por ningún motivo un gobernante debería hacer pronunciamientos sobre un tema que no le corresponde, la última palabra la tiene el Instituto Nacional Electoral y, en última instancia, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

“El llamado también es a los ciudadanos para que gocen plenamente de su derecho a votar, a elegir qué persona y qué partido quieren que los gobierne, es mucho lo que está en juego, pero con elecciones limpias, libres y justas, quien gana es México”

Hasta el momento en Hidalgo se han realizado 5 foros virtuales con candidatos a diputados federales y locales de los diversos partidos políticos, que han presentado sus propuestas de campaña.

Uno de los grandes desafíos en esta elección es combatir el abstencionismo por ello se implementó una campaña en medios de comunicación y en redes sociales.

En donde se comparte a los socios de la Confederación y a los ciudadanos en general, información que les permita estar informados, que conozcan la importancia de ejercer su derecho a votar de forma razonada.

La democracia es mucho más que un voto en la urna, implica instituciones respetuosas de la ley y de la crítica, apego irrestricto a los principios de imparcialidad y equidad en la contienda.

Actualmente no debe hablarse anacrónicamente de fraude electoral y ese discurso tampoco debe ser el preámbulo para deslegitimar, tras la jornada electoral.