Defienden fuente de ingreso; esperanza 

ESPERAN REGRESO A CLASES

Sin existir una fecha definitiva para el retorno a clases de alumnos de educación básica en Hidalgo, consideran trabajadores informales que puestos ambulantes que se instalan al exterior de las instituciones educativas no representan un riesgo de contagio. 

Los comerciantes ambulantes, que normalmente se ubican a metros de los accesos principales a las escuelas, dijeron que existen decenas de vendedores que han sumado más de un año sin un ingreso seguro tras la suspensión de actividades escolares en marzo de 2020. 

Mencionaron que, por ello, ansían la reincorporación del alumnado a las aulas, ya que de ello dependen decenas de familias que se dedican a vender diversos artículos y alimentos al exterior de las escuelas. 

Cuestionados sobre las posibilidades que los puestos semifijos que han sido señalados por ofrecer alimentos con bajo valor nutrimental, mencionaron que los mismos alimentos que ofrecen ellos se venden al interior de las escuelas, además de que no están preocupados en que puedan ser factor de contagios por la covid-19. 

“Dependemos decenas de familias de las ventas; de manera personal tengo más de 10 años de comerciante informal fuera de una escuela primaria de Pachuca y jamás he tenido problemas pese a que algunos padres de familia han insistido en que se nos retire el permiso de instalación en la vía pública porque consideran que los estudiantes no pueden consumir alimentos que de igual forma se venden en todos lados, incluso al interior de las escuelas”. (Milton Cortés)