Candil de la calle, oscuridad de su casa

-Reclaman al alcalde de San Salvador por incumplir con obras

QUEJA

Hugo Cardón

Encabezaron habitantes de la comunidad Boxaxni una manifestación pacífica en la Alcaldía de San Salvador. La movilización fue para exigir al presidente municipal, Armando Azpeitia Díaz, la liberación de recursos para obra pública en beneficio de los pobladores de esta demarcación.

Incluso hablaron de ingobernabilidad, pues gente de varias comunidades reclama a Armando Azpeitia cumpla los acuerdos de obra, que a 6 meses de gobierno no ha dado respuesta.

Los quejosos reclamaron porque el edil, según parece, prefiere andar en manifestaciones en Pachuca, como ocurrió en semanas pasadas, en lugar de atender las exigencias de la población de esta demarcación. Criticaron que incluso hay acciones que prometió cuando estuvo en campaña, pero hasta ahora no hay avances. 
Ayer, unas 250 personas de la citada localidad se postraron frente a la presidencia y la entrada de la cabecera municipal para exigir una audiencia directa con Azpeitia Díaz.
De acuerdo con los mismos habitantes, la intención de su visita fue que se les otorgara un techado para una cancha deportiva, proyecto que desde hace algunos meses han solicitado sin que hasta el momento tengan respuesta positiva.
Al cierre de edición, autoridades municipales mantenían diálogo con el grupo de pobladores; no obstante, se desconocía si ya habían llegado a algún acuerdo en relación a la petición planteada.  
Ésta no es la primera vez que los habitantes de Boxaxi demandan acciones en materia de obra pública, pues en febrero pasado, acudieron al Palacio Municipal para exigir el mantenimiento de una bomba de agua, en esa ocasión algunos funcionarios acudieron a la comunidad y debido a las demoras en la respuesta fueron retenidos durante algunas horas.
Entre los detenidos se encontraban el secretario municipal, Casimiro Pérez López; y tres regidores de la Asamblea Municipal, a quienes pusieron a barrer ante la negativa que tuvieron a la demanda, ya que señalaron, era un compromiso de campaña del actual alcalde.