¿Qué pasó en el AICM?

 David Tenorio

 Me ruboriza opinar sobre temas que no sé, por ello siempre recurro a los expertos. No es mala práctica reconocer la voz de quienes han dedicado tiempo a investigar un tema. En esta ocasión reconozco la valiosa aportación del analista en temas aeronáuticos Jaime Cuellar.

Ayer el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) informó demoras en los vuelos desde Estados Unidos y México. Inicialmente precisó el problema como una falla general de comunicación entre radares, sin embargo, después aclaró que en realidad fue una falla en el servicio de un proveedor de internet de la Federal Aviation Administration de EE.UU.

El que se haya caído supuestamente el sistema, los radares o un sector de comunicaciones, es algo que puede suceder en cualquier parte del mundo y para ello se activan los protocolos que marca el manual de procedimientos. Por medio de la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO) se diseñó una red de comunicaciones muy sofisticada a nivel mundial llamada AFTN (Aeronautical Fixed Telecommunications Network o Red de Telecomunicaciones Fijas Aeronáuticas), la cual se utiliza para intercambiar mensajes e información relacionada con tráfico aéreo.

Uno de estos sectores dejó de recibir la comunicación que se propaga a través de internet de algún sector en Estados Unidos y por lo tanto complica a los controladores al no tener la información en sus pantallas para secuenciar los tráficos durante las salidas y llegadas. A partir de ese momento se toma un control manual de las operaciones de dicho sector mientras se restablece la comunicación con el AFTN.

En resumen, los protocolos se activaron, pero nadie se explica y aún no sabe es que aparentemente y hasta el momento de escribir esta columna no se había publicado ninguna nota, circular u oficio emitido por la Administración Federal de Aviación (FAA) que mencione una falla con uno de los proveedores de internet que integran esta red de comunicaciones.

De persistir este tipo de fallas en el AICM se complica que México retome la Categoría I en seguridad aérea y es muy probable que el aeropuerto de Santa Lucía sólo servirá para vuelos domésticos sin tener posibilidad de abrir nuevas rutas hacia Estados Unidos.

 

Twitter

@David _ Tenorio