La clave está en la vacunación

David Tenorio

Hace algunos días vía Zoom expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), miembros activos en el continente americano de la OMS, respondieron en una transmisión en vivo varias preguntas remitidas por la agencia de noticias española EFE sobre la evolución de las variantes de covid-19, en regiones consideradas en alerta en América latina.

El asesor de Enfermedades Virales de la OPS, Jairo Mendez-Rico, expresó que han detectado que las variantes del virus se han vuelto más contagiosas, lo que amplía de manera mucha más rápida su diseminación en diferentes países.

Sin embargo, y afortunadamente no son más letales ni causan síntomas diversos.

“No hay evidencia científica para decir que sea más agresiva o que esté generando más muertes”, dijo, al aclarar la duda cada vez mayor, de si la variante Delta está matando más a los jóvenes, pero “es sencillamente una percepción”, explicó.

“Como en muchos países se empezó a vacunar a la población con mayor riesgo, que son los adultos mayores, entonces el virus se va desplazando. Y en los jóvenes, que de hecho se han relajado con las medidas, es allí donde empezamos a ver una gran cantidad de infectados”, señaló.

La clave está en la vacunación, y tanto las instituciones de salud federales como estatales han hecho un valioso esfuerzo para acercarlas a la población. Es mezquino pensar que hay mejores o peores vacunas que otras, es común escuchar opiniones que mencionan que unas tienen mayor porcentaje de eficacia que otras.

Cuando se dice que una vacuna tiene una eficacia del 76% se está diciendo que sus resultados oscilan alrededor del 76% (por ejemplo, del 71% al 81%), y ese intervalo puede coincidir en parte con el de una vacuna de la que se haya dicho que tiene una eficacia del 82%, pero cuyo margen de error haga que el resultado vaya del 77% al 87%, por ejemplo. Es decir, si se repitieran los ensayos clínicos, los márgenes estadísticos indican que podrían coincidir los valores estimativos de eficacia entre las vacunas (en el ejemplo anterior, entre el 77% y el 81%). 

 

Twitter

@David _ Tenorio