EL FALLO DEL 7 DE SEPTIEMBRE

Amira Corrales

La despenalización del aborto es por fin ya, una realidad en todo México, ya que el pasado 7 de septiembre –sí, el día del sismo magnitud 7.1 con epicentro en Guerrero; lo cual no tiene ninguna relación, según la ciencia-, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resolvió que penalizar el aborto en México es inconstitucional, por lo que crea jurisprudencia para que se convierta en ley, es decir, cuando el Congreso de la Unión falla en su función de crear y mejorar las leyes, la SCJN tiene la capacidad de crear jurisprudencia con 5 sentencias en el mismo sentido, y que se vuelve firme y de estricto cumplimiento. ¿Pero qué quiere decir esto? Pues que, al ser jurisprudencia, se convierte en un precedente vinculante para que los jueces y juezas puedan resolver sobre este asunto, además de crear las bases legales para que el resto de los Estados en sus respectivos Congresos, formulen o modifiquen las leyes sustentadas en la jurisprudencia de la Corte, ya que, de no hacerlo, sus leyes en contra se vuelven inconstitucionales y se pueden ganar juicios mediante el amparo. “A partir de hoy se crea un parteaguas en la historia de los derechos de las mujeres, sobre todo las más vulnerables”. dijo el magistrado presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar; y la sensación de las feministas debe ser parecida a lo vivido por las sufragistas cuando el Congreso de la Unión, por una iniciativa del entonces presidente Adolfo Ruiz Cortines, reconoce el derecho al voto de las mujeres y con ello, adquieren la ciudadanía mexicana, apenas en 1953. De acuerdo a un artículo del New York Times, la conferencia del episcopado mexicano católico expresó: “Quienes estamos convencidos del valor de la vida no tenemos la necesidad de una ley homicida como la que están aprobando”. Y es verdad, como desde siempre el feminismo ha señalado, debe prevalecer la separación Iglesia-Estado sobre todo en las leyes, y dejar su castigo, culpa o penitencia a una objeción de conciencia y no imponer la ideología a toda una población, independientemente de sus creencias.

Twitter: @AmiraCorrales