Perdieron más de 86 millones, por no tener   bonificación para representantes de casillas

COMICIOS MUNICIPALES

Al no contar con la bonificación para representantes de casillas durante los comicios municipales del 2020 y la de diputados locales 2021, partidos políticos dejaron de percibir más de 86 millones de pesos por el citado concepto que modificaron en 2015 y derogaron del Código Electoral hidalguense en 2019; sin embargo, con la reciente publicación oficial que regresa tal disposición, las cúpulas ejercerán un monto aproximado a 28 millones de pesos en la contienda de gobernador.

En el Periódico Oficial del Estado (POEH) formalizaron la reforma al artículo 30 fracción III, inciso B, conocido como la bonificación electoral que conceden a representantes partidistas el día de la votación, tal numeral fue derogado en 2019, pero apenas en agosto de este año la LXIV Legislatura la reincorporó y aplicará nuevamente en los comicios del 2022.

El Código Electoral de Hidalgo es la única legislación en México que establece que partidos políticos tendrán derecho a recibir una bonificación por dicha actividad, con base en el número de representantes debidamente acreditados ante las casillas, cada urna calculada con 10 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Cuando quitaron la bonificación en el 2019, este apoyo que otorgaban las cúpulas hacia sus enlaces no fue etiquetado durante las elecciones municipales del 2020, ni en las de diputados locales celebradas el pasado 6 de junio.

Es decir, para los comicios de alcaldías que instalaron 3 mil 874 mesas directivas, con base en la UMA de 86.88 pesos y para 11 partidos políticos que participaron en ese entonces, la cifra que hubiesen ocupado es de 37 millones 23 mil 43.2 pesos.

Mientras que, en el 2021 habilitaron 3 mil 957 casillas y en caso que las 14 fuerzas políticas hubieran postulado candidatos, la cantidad oscilaría en 49 millones 647 mil 687.6 pesos. Por ambos comicios un monto de 86 millones 670 mil 730.8 pesos de bonificación.

Si en las elecciones de gobernador autorizan la misma cantidad de casillas y a partir de la UMA con 89.6, la cual podría cambiar, para los ocho partidos con posibilidad de competir cederían 28 millones 370 mil 107.2 pesos.

Y PUDO SER MÁS. Antes del 2016, el artículo 30 fracción III, inciso B, establecía que el monto por mesa directiva sería 10 veces el salario mínimo vigente en el estado; por recordar algunas cifras, en ese año, las fuerzas políticas ocuparon más de 18 millones de pesos únicamente por el referido rubro, sin considerar el financiamiento ordinario y de campañas.

Tras la desvinculación del salario mínimo como escala para el pago de multas, presupuestos públicos y otras obligaciones en todas las normativas, entre ellas el Código Electoral, incorporaron la Unidad de Medida y Actualización (UMA) que tiene como base el Índice de Precios al Consumidor (INPC), el cual mide la inflación y cada año incrementa.

Es decir que, si la legislación electoral de Hidalgo mantuviera como base el salario mínimo para la bonificación, representaría hasta 52 millones 508 mil 970 pesos para 11 partidos durante el proceso municipal 2020; en tanto, más de 78 millones 498 mil pesos correspondientes a 14 cúpulas en el 2021. (Rosa Gabriela Porter)