IVÁN LARA

El alcalde de Jaltocán lleva una dinámica que no termina de convencer porque las quejas aumentan y falta la estrategia directa que permita detonar, de manera segura, la economía. Tras el periodo de informes de gobierno, quedó claro que el desencanto persiste.