ARMANDO AZPEITIA

Como si no fuera suficiente con el reclamo social, el alcalde de San Salvador ahora debe resolver el tema con los transportistas en el municipio, a pesar de la pérdida de activos que mantiene, además de debilitarse como liderazgo de la CNTE.