Se agota el tiempo

Andrés Torres Aguirre 

De acuerdo con la información más confiable y disponible, Morena dará a conocer la identidad de su candidato al Gobierno de Hidalgo a finales de octubre o principios de noviembre. De cumplirse el pronóstico, la lucha por la gubernatura de nuestro estado se adelantará algo así como cuatro meses.

Al fijar una fecha tan cerca para la definición, sea cual sea su método de selección, en Morena cierran el camino a las especulaciones y divisiones internas que en las últimas semanas presentan un escenario sólo comparable a un festival musical en el cual surgen y surgen «nuevos valores» la mayoría desafinados pero con mucha ambición de conseguir algo en la escena.

La designación de Morena ejercerá presión sobre los otros partidos políticos de Hidalgo para definir la integración de una alianza electoral, al personaje que la integrará y si no hay acuerdos, candidaturas unitarias e independientes.

Es clara la división existente en el priismo del estado. Carolina Viggiano dejó muy claro que no va a descansar hasta ser la candidata a la gubernatura e Israel Félix lleva mucho tiempo construyendo el proyecto hacia la unción como para cambiar de opinión ahora.

En el “tricolor” los llamados a la unidad no han sido pocos, pero hasta ahora no se ve voluntad y la incertidumbre crece cada día con acontecimientos tremendos como ataques, rumores de traiciones, salidas, candidaturas independientes o recientemente murmuraciones sobre la dirigencia de la Conago; todos estos eventos, no pueden verse de manera aislada en el contexto de la competencia por la gubernatura.

 

Cuando falta muy poco tiempo para saber quiénes serán los competidores en la carrera hacia la gubernatura de Hidalgo y con la posibilidad de una alternancia en las siglas y colores, porque operativamente la transformación en la entidad llegó con Omar Fayad, las preguntas que surgen hacia el “tricolor”, desde mi perspectiva, invierten su orden:

Con Carolina Viggiano como candidata del PRI a la gubernatura, ¿el PAN y el PRD se unirán en verdadera alianza electoral? Los despachos informativos confirman que en el estado las pláticas en ese sentido tienen otro nombre y apellido.

En esa misma condición, ¿en qué dirección se moverá la estructura oficial? La burocracia y todas sus ramificaciones dependen del pábulo provisto a nivel local.

Todo puede pasar aún en el seno “tricolor” porque muy claro tienen sus dirigentes lo que está en juego. Tan bien lo saben que, en la última reunión con el jefe político del estado, los aspirantes fueron informados del resultado de las encuestas internas, en ellas, ninguno alcanzaba niveles de preferencia que garantizaran el triunfo en la próxima elección. ¿Quién cederá?

 

Twitter: @bamtorre

@vocales_radio