Es para todos

Contexto Político

David Tenorio

La democracia exige una capacidad de negociación que no se construye de la noche a la mañana, y que, a su vez requiere de varios atributos por parte de los actores políticos. A mi opinión una cualidad política imprescindible es la generosidad, que permite evitar la postura del todo o nada, ya sea un simple acuerdo, desde el congreso federal o estatal, el arte de la negociación implica saber reconocer en la postura de los otros la aportación valiosa de lo que es mejor para la mayoría. Otra cualidad política considero es la prudencia la cual evita hacer de la política un cambio de batalla, la convierte en un espacio de diálogo y, sobre todo, de acuerdos.

Una cualidad más sería la visión de que todo el que aspira a un cargo público, debe representar si con pasión, pero sin fanatismos los intereses generales, la visión de mediano y largo plazo evita detenerse en la escaramuza electoral o en la división del momento, y permite ver más allá de lo inmediato, de la ambición personal o de grupo. Máxime si la discusión se da en el terreno legislativo. Así la prudencia, la generosidad y la visión son características, considero de los verdaderos demócratas, que no apuestan al todo por el todo, porque esa postura tiende a terminar en la nada por la nada, recordemos que los extremos se tocan, chocan entre sí, y el punto medio, el espacio de acuerdo, es dónde, de acuerdo a la lógica aristotélica se encuentra la virtud. Resulta muy peligroso para la sociedad el estancamiento de las posturas, simplemente no se avanza, y cuando el bache es en el terreno de la administración pública o del legislativo, la ciudadanía percibe que no están a la altura de las circunstancias.

La democracia es para todos.

Twitter:

@David _ Tenorio