Imágenes religiosas, nuevo  objetivo de la delincuencia

-Estos hechos, no solo se traducen en un deterioro de los valores y la moral de las personas, sino también en la perdida de historia tangible de una comunidad.

VALLE DEL MEZQUITAL

Hugo Cardón Martínez

El robo de imágenes religiosas en los últimos cinco años, se ha tornado una constante, siendo El Cardonal, Ixmiquilpan y Actopan, los últimos municipios donde se registró el saqueo de templos eclesiásticos.

En algunos casos, las imágenes religiosas que fueron hurtados se recuperaron, en algunos otros casos, se desconoce cómo fueron sustraídas de la región y como se encuentran subastadas en galerías de arte en países extraeros sin que nadie pueda hacer algo para recuperarlos a fin regresarlos a sus lugares de origen.

Para algunos, el robo de estas imágenes religiosas veneradas por miles de feligreses, no solo se traduce en un deterioro de los valores y la moral de las personas, sino también en la perdida de historia tangible de un municipio o comunidad.

EL CARDONAL

En los últimos tres años, comunidades de Cardonal han sido víctimas del saqueo de sus imágenes religiosas, la más reciente, fue el ocurrido el 07 de octubre de este 2021 en la comunidad de Santa Teresa Daboxtha, donde los pobladores denunciaron el robo de dos imágenes religiosas de su capilla.

La familia Rebolledo Martínez como Peña Mendoza fueron quienes informaron que de su templo fueron sustraídos una imagen de la Virgen de Guadalupe y una de San Judas Tadeo, hurto que se menciona pudo haberse registrado entre la noche del martes 06 y madrugada del miércoles 07 de octubre.

El tema no es nuevo en Cardonal, pues ya son varias las imágenes que han sido sustraída en el municipio, otro de los casos recientes, fue el ocurrido el 28 de abril del 2018 en la comunidad de San Antonio Sabanillas en víspera de los festejos a su Santo Patrón, San Antonio de Padua.

La imagen de San Antonio fue hurtada, siendo el encargado de la parroquia Felipe Tejamanil uno de los primeros en percatarse de la desaparición de la imagen tallada en madera junto con un cáliz, por lo que de inmediato se informó a las autoridades y vecinos.

Los pobladores de esta misma comunidad se organizaron para realizar algunas investigaciones y localizar su imagen, algunos días después, la imagen religiosa fue localizada en un predio baldío en medio de algunos árboles de mezquite.

IXMIQUILPAN

No todas las imágenes han sido hurtadas, en algunos casos se desconocía la existencia de la obra, la relación que tenía con la región y por consecuencia su extracción, no obstante, existe un sentimiento de pertenencia, tal es el caso del Señor de Santa Teresa en el municipio vecino de Ixmiquilpan.

El pasado ocho de junio de este 2021, la subasta organizada por la “Casa Suite Subastas” en España, llamo la atención de los habitantes de esta localidad, debido que se presentó una imagen religiosa pintada al óleo sobre tela con el nombre de “El Cristo de Ixmiquilpan o Señor de Santa Teresa».

En la plataforma digital “Casa Suite Subastas”, la imagen entró en venta, con un precio de apertura de 12 a 15 mil euros, que al tipo de cambio sería de aproximadamente 460 mil pesos mexicanos.

La venta de la pintura causó varias especulaciones, lo cierto es que no existe registro reciente de la existencia de esta pintura dentro del municipio, por lo que menciona, que el óleo pudo ser sustraída hace ya varios siglos, luego de la expulsión de la orden de los Jesuitas.

Un caso reciente donde si hubo un hurto, fue el registrado en la comunidad de El Rosario Capula el pasado 12 de diciembre del 2019, donde fue sustraído de su capilla una Virgen de Guadalupe sin que nadie se diera cuenta de ello.

A través de redes sociales, solicitaron el apoyo a la ciudadanía para recuperar la imagen, misma que señalan, tiene más de 100 años de antigüedad y de la cual se desconocen mayores datos debido a que no tienen un estudio sobre esta pintura.

ACTOPAN

No muy lejos de Ixmiquilpan, en Actopan, el pasado mes de mayo, la organización Unión de Comerciantes de Actopan detuvieron a un presunto ladrón, quien sustrajo minutos antes una figura religiosa de San Martín Caballero en las oficinas de esta misma agrupación de vendedores.

De acuerdo con los comerciantes, el supuesto ladrón quien se negó a proporcionar su nombre fue interceptado y detenido por los mismos integrantes de esta organización mientras llevaba cargando la figura religiosa a solo algunas calles de las oficinas de esta organización.

El presunto ladrón sostuvo que la imagen se la habían regalado, es por esta razón, que pensó en llevársela a su domicilio, ya que nunca considero que fuera hurtada, aseveración que señalan los comerciantes fue contradictoria, ya que nunca reveló el nombre de la persona que se la regalo.