Certeza jurídica  a 59 propietarios  en Ixmiquilpan

-Tras seis años de conflicto, hoy el gobernador Omar Fayad entregó escrituras a pobladores

VALLE DEL MEZQUITAL

Rosa Gabriela Porter Velázquez

En Ixmiquilpan, el mandatario Omar Fayad entregó escrituras públicas a hidalguenses de las localidades de La Palma y La Heredad, con ello terminó una etapa de regularización de tierras con un desenlace positivo para un asunto que estaba pendiente desde 2013. 

«Para los hidalguenses que hoy reciben las 59 escrituras, el trámite fue completamente gratuito. Ninguno de los propietarios tuvo que gastar en constancias municipales, certificado, inscripción, juicio, gastos de traslado, ni escritura». 

Destacó el oficio y madurez política para resolver conflictos en la región de Ixmiquilpan, con ello mantener el orden y estabilidad social en la entidad, gracias a la coordinación interinstitucional para resolver problemáticas

«Muchos de los habitantes de Ixmiquilpan fueron testigos de las manifestaciones violentas, el cierre de carreteras, lesionados y quema de vehículos que derivaron de la lucha por dichas tierras. Sin embargo, el gobierno de Hidalgo mostró oficio y madurez política, capacidad de diálogo y negociación, así como coordinación interinstitucional con otros órdenes de gobierno para resolver esta problemática».

Abundó que en 2016 iniciaron con el levantamiento topográfico de los predios involucrados con personal de la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT), una brigada del Registro Agrario Nacional (RNA), así como una particular contratada por vecinos de la Heredad, El Durazno, Los Martínez, La Palma y Puerto Dexthi.

El levantamiento topográfico de la superficie de 5 mil 119 hectáreas reconoce la ubicación e identificación de 4 mil 836 predios y definir los polígonos de cada una de las 10 localidades involucradas en la regularización de sus propiedades.

En enero de 2019 cedieron 396 planos del levantamiento topográfico a las localidades de Bojay, Ustheje y Naxthéy, en todos ellos otorgaron la totalidad de documentales a través de sus delegados.

Cada uno por escritura pública ahorró más de 40 mil pesos, de tal manera que por las 59 escrituras emitidas para 28 pobladores, evitaron un dispendio mayor a los 2 millones de pesos; para la regularización de tierras, los propietarios tuvieron que cumplir ciertos lineamientos, tales como no contar con antecedente registral, no encontrarse en controversia alguna y tener posesión mínima de 5 años de forma pública, pacífica y continua.