Daño a la Nación, mantener actual legislación en materia eléctrica

EL FISGÓN

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Advirtió Rafael Barajas Durán “El Fisgón”, director del Instituto Nacional de Formación Política (INFP) de Morena, que mantener la misma legislación en materia eléctrica dañará significativamente al país y ello otorgará más privilegios a empresas de la iniciativa privada.

 De visita por Pachuca para informar sobre la organización, así como jornadas de movilización en torno a la citada reforma y el proceso de ratificación de mandato, insistió en la importancia de que, con permutas a las disposiciones legales, otorgarán mayor poder y soberanía hacia la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con ello evitar que las empresas privadas tengan el control mayoritario de la energía.

Afirmó que el 80 por ciento (%) de la población apoya la reforma eléctrica del presidente, Andrés Manuel López Obrador, aunque no precisó de dónde obtuvo tal dato.

“La opinión pública está en contra de la privatización del sector eléctrico y estamos a favor de la actual reforma eléctrica, de hecho, el 80% de la gente está a favor de la reforma, está receptiva, abrazando el proyecto y eso es importante, entienden que es un problema de soberanía eléctrica”.

El caricaturista abundó que prevalece cierta desinformación sobre los beneficios de dicha reforma, principalmente con lo relativo a las energías limpias, por lo que sugirió que estas campañas de confusión son auspiciadas por empresas publicitarias.

“Es una suerte de disfraz ecológico que se ponen estas empresas multinacionales para imponer sus intereses comerciales y eso también es un engaño, eso que le llaman ley combustóleo, ley chapopote, no es cierto, en los proyectos de CFE está claramente establecido el aprovechar las hidroeléctricas, que son energías limpias, la construcción de parques solares”.

Reiteró que mantener la legislación actual provocará que al final del sexenio al menos el 80% de las energías sean aportadas por privados y la CFE perdería fuerza.

“El riesgo más grave es que los activos neoliberales dejaron bien amarrada su reforma, por eso hay una tendencia muy marcada, cuando llega López Obrador en 2018, la CFE ha generado 54% de la energía del país y privados 46%, la tendencia ha ido creciendo, para finales del sexenio, si las reglas no cambian, los privados generarán 85%, es la muerte para CFE”.