Rechazan que haya simulación en el sol azteca

COYUNTURAS

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Descartó el presidente de la Dirección Estatal Ejecutiva del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Francisco de Jesús López Sánchez, que haya simulación en el “sol azteca” de cara a las actividades del Congreso Nacional en donde prevén una refundación y cambios importantes en sus documentos básicos.

Trascendieron algunas renuncias por parte de exdirigentes perredistas, el argumento principal fue que prevalece un ambiente de fingimiento a partir de reformar estatutos o programa de acción, incluso cambio de nombres, logos o colores, sin que exista una revolución verdadera en las actitudes de dirigentes o grupos.

“Rumbo al congreso nacional que será el 4 y 5 de diciembre se han expuesto diversos temas, en esas mesas de dialogo ha habido personas que han coincidido, pero otras que distan de lo que se platica (en cuanto a los cambios de nombres). Al final, en esa amplia discusión queremos llevar al PRD en un cambio de fondo, no solo de formas”.

En el cónclave nacional del perredismo plantearán diversos tópicos como el relanzamiento y reconstrucción a partir del programa de acción hasta la línea política como una opción socialdemócrata de izquierda en el que formen parte todos los sectores de la población como mujeres, ambientalistas, indígenas, jóvenes, académicos, líderes sociales y activistas, entre otros.

“Incluso hay propuestas que quieren que se cambien colores del PRD, que se cambie el logo, entonces vamos más a un cambio de fondo, porque de nada sirve que cambiemos el empaque, cuando tu contenido es el mismo. No hay simulación porque se está platicando con los militantes en los estados, a través de sus representantes que son los consejeros”.

Otro de los temas que plantearán en estas reuniones es la trascendencia, impacto y resultados de consolidar alianzas con Acción Nacional (PAN) o Revolucionario Institucional (PRI) en procesos electorales, además de la imagen del PRD ante los mexicanos como un partido de la izquierda verdadera.