La visión esencialista del machismo

Amira Corrales

Muchas veces he escuchado la pregunta: ¿a qué se debe que se piense y crea que los hombres son superiores a las mujeres? La respuesta simple, aunque compleja, se debe a la ideología machista que subsiste en algunas (sino muchas) sociedades. Algunos argumentos que se vierten, los he tomado en parte, del libro de Mariana Castañeda, El Machismo Invisible. Así el primero dicta que el hombre es más fuerte que la mujer: la fuerza física siempre ha sido el argumento principal a favor de los hombres, en su intento por dominar a las mujeres. Siempre viene a mi mente un gráfico que nos enseñaban en la escuela primaria de un hombre primitivo llevando un garrote arrastrando de los cabellos a una mujer. Me hacía pensar que eso era el salvajismo de la prehistoria, pero hoy he visto cosas peores. Pues, en promedio el hombre es 10% más alto que la mujer, pesa 20% más y tiene 30% más fuerza, sobre todo en el dorso. También tiene mayor cantidad de glóbulos rojos que permiten una mejor oxigenación sobre los músculos y mucha testosterona, que ayuda a mantener la masa muscular. Sin embargo, no es generalizado: ni todos los hombres son más altos, pesados o fuertes que todas las mujeres. La diferencia física entre los sexos está disminuyendo por ejemplo en los deportes como la natación, las carreras, el patinaje, maratones. También hay que recordar que la fuerza menor en las mujeres nunca ha impedido que realicemos labores pesadas, como cargar agua, forraje, leña, tareas agrícolas. Pero lo pendiente por responder es ¿por qué se considera que la mayor fuerza física es mejor? Y eso es una cuestión cultural: darles valor a los atributos del hombre y aunque son importantes, no los vuelve superiores. En sociedades más igualitarias se valoran también: la fortaleza, la inteligencia emocional, la tolerancia al dolor, la resistencia física y biológica, la empatía; todas ellas características particulares de las mujeres. Si dejáramos atrás las valoraciones sexistas, este mundo sería un lugar mejor para todas, y más pacífico para todos.

CONTINUARÁ…