PRD quiere desmarcarse de la izquierda radical

CÚPULA

Ahora el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tiene miras a convertirse en una cúpula socialdemócrata, alejada de la imagen de izquierda radical, tras los acuerdos del XVIII Congreso Nacional del “sol azteca”, aprobaron diversas modificaciones a sus documentos con el objetivo de ajustarse a las nuevas realidades que requiere el país, con dialogo y cercanía permanente con la ciudadanía.

Este 4 y 5 de diciembre, consejeros nacionales perredistas se dieron cita a conocido hotel de la Ciudad de México para delinear, discutir y aprobar reformas a su declaración de principios, programa de acción, así como otros resolutivos que incluye disposiciones alejadas del neoliberalismo y reducir la desigualdad social.

Además, reiteraron un trabajo de unidad y de la mano de la sociedad para consolidar este relanzamiento del “sol azteca” como una fuerza socialdemócrata; contra la militarización de la vida pública, criminalización de libertad de expresión, apoyo a los migrantes, combate a la trata de personas, entre otras.

El dirigente estatal del PRD, Francisco de Jesús López Sánchez, informó que llevarán a cabo el XIX Consejo Nacional para agosto del 2022, por lo que, en este lapso procesarán los acuerdos de renovación y fortalecer la apertura necesaria para superar problemas políticos internos.

Además, que será mediante la mesa política nacional en donde definan las posibles alianzas en las seis entidades con procesos de gobernador el próximo año.

“No obstante, deberá construirse desde los estados por consenso o por votación de dos terceras partes, valorada y aprobada, en definitiva, por las mencionadas instancias nacionales con los criterios del consenso o mayoría calificada”.

El programa de acción “amarillo” incluye nueve puntos, principalmente, economía con prosperidad y bienestar; mujeres como personas de derechos plenos; libre desarrollo de la personalidad; agenda verde; estado y república democrática, justicia, compromisos para la construcción de un México en paz, política exterior en un mundo globalizado, entre otros.

Por mencionar otras permutas destacadas, incorporaron conceptos como crímenes de odio contra toda la diversidad, educación cívica de las niñas y niños en la participación democrática, identidad de género como principio rector en la igualdad sustantiva, defensa de las instituciones autónomas, comunidad estudiantil, académica y científica. (Rosa Gabriela Porter Velázquez)